Ignite Valencia #5

Tiene bemoles que escriba mi post del Ignite Valencia #5 después del propio evento, pero así es, así soy, y a pesar de que BlogdeBori no para de darme el peñazo por que escriba en el blog, así lo hago. En el Ignite Valencia #5 hemos tenido charlas para todos los gustos, desde filosofía y matemáticas hasta porqué los subtítulos piratas son una caca y los profesionales mucho mejores. Los oradores que se subieron al estrado fueron:

  • Rafa Olcina: Que nos enseñó como un 1% es la verdadera clave en la preparación ante grandes retos.
  • Begoña Ballester-Olmos: Nos enseñó los intríngulis del subtitulado y el doblaje.
  • Jorge Balaguer: Nos abrió el mundo de las impresoras 3D en solo 5 minutos.
  • Jesús P. López: Dejó a la audiencia con la boca abierta mientras hablaba de leyes en Internet.
  • Lee Monk: Consiguió hackear nuestro inglés acompañándolo de risas y trucos.
  • Rafael Aparicio: Nos habló sobre la capacidad de la naturaleza para solucionar problemas y cómo deberíamos aprender.
  • Israel: Señaló a 4 personas entre el público porque estadísticamente iban a acabar en prisión y les contó como sería la experiencia.
  • Víctor Villaescusa: Desveló posturas y formas que hemos añadido a nuestra forma de socializar mediante los smartphones y no en el MundoReal.

Todo ello regado de sentido del humor, alguna pifia que no se notó y un descanso trepidante que finalizó con una competición de Speed Stacking. El cartel del Ignite Valencia #5 fue realizado por la ilustradora valenciana Paula Bonet y las 42 únicas chapas que realizamos por edición eran verdes. Yo ya la luzco en mi mochila.

cartel ingite vlc 5

ENLACES PARA NO PERDERSE EL IGNITE VALENCIA:

TEDxValenciaWomen, el TEDx magufo y charlatán

Si no te has enterado del lío formado en torno a TEDxValenciaWomen entre el viernes y el sábado es porque no me sigues en Twitter @Carballo y si me sigues, habrás visto que entre el 30 de Noviembre y el 1 de Diciembre fui prácticamente monotemático. Las razones son muy simples:  Había un evento TEDx en mi ciudad del cual esperaba sentirme orgulloso y tal evento resultó ser mayormente un simposio y pasarela de magufos y charlatantes.

Edito este post para añadir la respuesta oficial de TED, publicada el 7 de Diciembre, en la que clama a los organizadores de TEDx a que verifiquen ciertos requisitos y escruten científicamente a sus ponentes. En el comunicado se indica a los organizadores de eventos TEDx la forma de encontrar pseudociencias y/o ponentes que no deben estar en TEDx. Podéis leerlo aquí: A letter to the TEDx community on TEDx and bad science. Sobra decir que TEDxValenciaWomen queda muy retratado y directamente señalado con el dedo tras estas aclaraciones.

Siempre he dejado bien clara mi postura enfrentada a dar bola a estos tipos de embaucadores, ni por asomo estoy dispuesto a pasar por alto que se cobijen bajo la marca TED que tanto respeto. Mis principios son algo que considero muy importante (y que estoy dispuesto a que se me refuten sin problemas, aunque aún nadie lo haya conseguido en este tema) por lo que en cuanto me percaté de que TEDxValenciaWomen iba a llenarse de pseudociencia me puse frente a ellos. Ponerme frente a un evento TEDx en mi propia ciudad no es algo de mi agrado, allí había voluntarios y colaboradores a los que tengo mucho aprecio y, de hecho, conocí a gente gracias a TEDxValenciaWomen que considero desde ya mismo muy capaz, pero los contenidos del evento no eran contenidos TED y, por lo tanto, no se pueden aplaudir. No se puede admitir que charlatanes y magufos puedan añadir una charla TEDx a sus biografías porque la marca TED les da la credibilidad que las pruebas médicas no les consigue. Si el evento hubiera sido una conferencia sobre la madre naturaleza y la energía sanadora de los abrazos me habría dado igual, pero era un evento TEDx enfocado a mujeres.

TEDxWomen es un evento organizado desde Washington y que tiene varios eventos satélites licenciados en todo el mundo y por el que han pasado ponentes como Hillary Clinton, Ted Turner, la premio Nobel de Paz Jody Williams, la bloguera y periodista egipcia Mona Eltahawy. Para que os hagáis una idea, por TEDxValenciaWomen pasaron: Aura Küpper especialista en Movimientos de Energía para la Sanación a la Tierra a través de Ceremonias, renacedora, terapeuta y formadora en Rebirthing, autora del libro “Médicos del Cielo” en el que informa como contactar con extraterrestres para utilizar su alta tecnología para curar enfermedades y también es Maestra de Reiki e Iniciadora en Reiki Angélico Occidental (todo esto lo he sacado de una biografía cacheada de Google http://kcy.me/cubn ya que en la web han cambiado el texto), también participó José Ríus que es Maestro de Arquetipos, Maestro en Reconexión, Control mental básico y ultraseminario avanzado (Método Silva), Terapeuta Zen y Especialista en cristales (Ataraxia) además de tener dos ingenierías. Solo menciono dos porque son gente con tantos títulos y capacidades que me vale la pena dejaros el enlace a los ponentes: Magufos y charlatanes de TEDxValenciaWomen 2012. También participaron ponentes que nada tienen que ver con este tipo de cosas, todo hay que decirlo.

TEDxValenciaWomen debió firmar una licencia (esta de aquí) que incluye una sección de speakers muy clara:

Speakers must tell a story or argue for an idea. They may not use the TED stage to sell products, promote themselves or businesses. Every talk’s content must be original and give credit where appropriate. Speakers cannot plagiarize or impersonate other persons, living or dead.
Speakers must be able to confirm the claims presented in every talk — TED and TEDx are exceptional stages for showcasing advances in science, and we can only stay that way if the claims presented in our talks can stand up to scrutiny from the scientific community. TED is also not the right platform for talks with an inflammatory political or religious agenda, nor polarizing “us vs them” language. If Talks fail to meet the standards above, TED reserves the right to insist on their removal. (Las negritas son mías)

El aura del TEDxValenciaWomen fue, durante toda la jornada, un aura de chakras, retornos a la madre y armonización con la energía femenina, algo que debería estar bien alejado de eventos tan reconocidos en el panorama científico, técnico y divulgativo como son los TED, de ahí mi animadversión y las de todos los que se sumaron. No me importa que existan esos contenidos y ponencias, lo que me importa es que aparecer en un TED les ofrece credibilidad.

Ejemplo de lo que subió al escenario en una ponencia.

El caso es que con mis tuits del viernes me invitaron a pasarme por allí, a «dar la cara» durante el evento, así que fui. Supongo que los amigos que tenía por allí lo esperaban pero no tuve ningún problema en saludar a la directora Maite Sarrió (Doctora en Psicología y Master en Maintreaming de Género y cuya visión y metodología poseen una orientación psicosocial, espiritual y cuántica desde una síntesis de sabidurías orientales y occidentales, modernas y ancestrales, incluido el uso de medicinas complementarias. Se ha formado en diversas técnicas y disciplinas psicológicas en España y Europa (Terapia de Reencuentro)) (lo he sacado de su bio en la web oficial de TEDxValenciaWomen) y tampoco tuve ningún problema en corregir sin tapujos a Maite Orduña que me aseguró que «habrá más TEDxValenciaWomen pero no mejores porque es imposible», seguro que los habrá mejores, solo es necesario eliminar las pseudociencias y la charlatanería.

Como buena red social que es Twitter, pronto fueron cientos los usuarios que utilizando los hastags #TEDxValenciaWomen #TEDxVlcWomen y #Ama_gi se quejaron de los contenidos, siendo curioso el movimiento de la organización de ir pasando de un hastag a otro. Al final corrieron por Twitter varios enlaces entre los que destacaban los que llevaban al formulario para quejarse a TEDtalks de estos contenidos (hay ejemplos de cartas en los enlaces al final de este post), también este hilo de Reddit ha tenido movimiento respecto al tema: The TED name is being dragged through the mud in Valencia, Spain. Y por supuesto, los tuits graciosos tan típicos de Twitter no cesaron durante toda la jornada provocando verdaderas carcajadas, algunos apuntaban a que si la marca TEDx tenía que joderse en algún sitio, Valencia era el sitio (tristemente tenían razón). Como era de esperar, algunos se molestaron y entraron al trapo, no sé si por implicación personal, por desconocimiento del tema o por tener ganas de lío, lo cierto es que hubo conversaciones muy interesantes y, en mi opinión, cuando no eres capaz de demostrar que tienes razón y te ofende que te la quiten, quedas retratado.

Fue curioso que algunos tenían como argumento que todo era opinable o que «si no te gusta no lo mires, pero deja a los demás creer», una postura que dista mucho de la de querer mantener las chalas TEDx en el nivel de calidad alcanzado hasta la llegada TEDxValenciaWomen. ¿Es opinable que Jose Ríus comparten canal de YouTube con gente que dice que sana el cáncer con la alimentación? Para mí solo merece una opinión. ¿Debo dejar creer a quienes comparten con Aura Küpper que se puede contactar con extraterrestres para sanar enfermedades? Curar enfermedades es algo muy serio y no he podido constatar que los extraterrestres se lo tomarán tan en serio como un médico. También hubo hueco para «pues en otros TEDx ha habido ponencias similares» ¿eso significa que hay que dejar el TEDxValenciaWomen tranquilo o que hay que denunciar a los otros? Yo lo tengo claro y además, dudo de que prácticamente todos los ponentes de otro TEDx fueran así de similares, este es el primero que veo con tal aura esotérica.

Evidentemente, en ningún momento se quiso quitar méritos al evento TEDxValenciaWomen y los únicos apuntados fue a sus contenidos, nada limpios para lo que una marca como TED merece y, por supuesto, espero que haya próximos TEDxValenciaWomen cuyas ponencias sean verdaderas historias, ejemplos y casos de mujeres merecedoras y capaces.

Puntos de vista, aclaraciones y cualquier apunte que no incluya insultos y esas cosas los espero en los comentarios.

No quiero terminar sin dejar algunos enlaces a artículos que han visto en TEDxValenciaWomen los mismos problemas que yo:
TEDxValenciaWomen o como ser contraproducente – Escéptica.org
Carta de protesta a TED – Enchufa2
TEDx talks turned to self-help – Nothing Ever Happens 2

Tiburón Volador (Air Swimmers) por Valencia

Como ya os conté unos días atrás, Futura Online me regaló un tiburón volador de Air Swimmers, unos bichos la mar de divertidos que una vez hinchados sirven para marear al personal que da gusto. Evidentemente, no paré de tuitear que pensaba utilizarlo para hacer algunos vídeos y que quien quisiera se podría apuntar así que en cuanto lo tuve montado y aprendí a manejarlo en casa nos fuimos a la estación de metro de Alameda en Valencia a jugar con él y este es el resultado:

La verdad es que fue muy divertido estar jugando con el tiburón volador de Air Swimmers por un espacio como el de la estación de metro de Alameda, aunque es una lástima que el tiburón volador de air swimmer sea tan volatil porque una pequeña corriente hace que se vuelva loco. Se puede ver porque hay momentos en los que «persigue» a los metros víctima de la corriente de aire. Sin embargo, cuando nada se movía era genial porque podíamos nadar por una zona amplísima hasta bromear con los pasajeros de los trenes.

Fue muy gracioso ver las caras de todos los que se lo cruzaban sobre todo de los niños, que veían como un tiburón más grande que ellos se acercaba peligrosamente :) Por suerte, nadie resultó herido y volvimos a casa sanos y salvos.

Por cierto, además de agradecer a Futura Online el tiburón Air Swimmers, Víctor de 25P Soluciones Audiovisuales ha grabado y montado el vídeo, que también es de agradecer y a la gente de MetroValencia que se partió con nuestra gamberrada y estuvo pendiente de que nada saliera mal :)

¿Hacemos una quedada?

Se aceptan quedadas y propuestas para liarla con el tiburón, eso sí, tienen que ser sitios donde no corra ni pizca de aire porque incluso en la estación de Metro tuve que atarlo con un cordel para que no volara hacia donde le daba la gana.

La empatía de hablar valenciano

Vivo y trabajo en Valencia, lo cual desde el punto de vista de alguien frustrado con la sociedad y funcionamiento de su pueblo, es toda una ventaja. Sin embargo, tiene un pequeño problema relacionado con mi idioma materno, el valenciano. Yo estoy orgulloso de ser valenciano aunque eso tenga ahora mismo unas connotaciones algo negativas, estoy orgulloso porque tenemos una cultura y una historia que me encanta y uno de los mejores exponentes de ello es nuestro idioma. El valenciano es un idioma genial. No voy a entrar en si es gemelo, hijo, padre o totalmente distinto al catalán porque en este post no quiero hablar de ello. Quiero hablar de lo bien que me siento cuando hablo valenciano.

Como cualquier que haya nacido, estudiado o vivido en la Comunidad Valenciana, soy consciente de que tengo el derecho y el deber de hablar y ser atendido en dos idiomas: valenciano y/o castellano. Yo he elegido que quiero hablar y me gustaría ser atendido en valenciano. Y eso, viviendo en Valencia capital es una decisión un tanto extraña.

Mi método es simple, ya que tengo el derecho de ser atendido en valenciano y quien me atiende tiene el deber de entenderlo, decidí que no haría el cambio de idioma por cortesía que se suele hacer cuando te responden en un idioma distinto. Porque en España somos muy así. Cuando un inglés viene de turista, nosotros hablamos su idioma, cuando nosotros vamos a Inglaterra de turistas, también cambiamos nosotros a su idioma. ¿Complejo de inferioridad? No lo sé, pero yo hablo y defiendo mi idioma cuando soy atendido en un establecimiento.

Sabiendo que en Valencia capital prácticamente todo el mundo habla castellano (ya sabéis, el valenciano es la lengua del pueblo y si vive en la capi es que eres de clase alta y pudiente) esperaba un rechazo máximo a mis contestaciones en valenciano. Porque las fuerzo. Si alguien me responde con ‘¿Que?’ o ‘¿Disculpa?’ se lo vuelvo a repetir en valenciano tantas veces como sea necesario. Sólo cambio en conversaciones extremas y fuerzo muchísimo la situación. Lo curioso del caso es que muchos ‘¿Qué?’ vienen dados porque la persona que atiende tiene el «chip de hablar en castellano» puesto y cuando se da cuenta de que le estás hablando en valenciano se adapta rápidamente y, ojo, se activa la empatía del idioma.

Si, donde yo creía que recibiría rechazo me he dado cuenta de que recibo un enorme porcentaje de empatía. Es decir, la gente habla valenciano y lo entiende, pero sin embargo atiene en castellano por defecto.

Llevo varios meses haciendo esto y a pesar de que esperaba un rechazo generalizado, me he dado cuenta de que predomina la aceptación y la empatía. Sí, hay quien te mira mal por «no cambiar a su idioma» pero he encontrado a muchos más dependientes dispuestos a tomárselo como un pequeño reto e intentar contestar en valenciano o a los que veo que se les alegra la cara al ver a alguien hablarles en valenciano. Es una sensación muy placentera similar a la que todos sentimos cuando nos vemos obligados a hablar en inglés y al terminar pensamos «joder, soy el puto amo del inglés«.

En definitiva, este es mi alegato para todos los que habláis en un idioma distinto al salir de casa y sobre todo cuando tenéis derecho a ser atendidos en ese idioma: utilizadlo. Os aseguro que yo he notado como la empatía del idioma me ha permitido acceder a algunas cosas que en castellano habrían sido mucho más complicadas y estoy seguro que en el País Vasco y Galicia se pueden dar situaciones muy similares. Yo me las he encontrado tanto al tratar en una tienda de ropa como al ser atendido por un policía.

Startup Weekend Valencia: Desknami, Go2Place y PetFinder

Terminado el Startup Weekend Valencia me toca escribir el post que siempre escribo cuando voy a este tipo de eventos (ya lo hice con varios iWeekends Valencia 1 y 2 , Castellón 1 y 2 e Iniciador Ontinyent) y la verdad es que solo se me ocurre una palabra para definir mi experiencia personal en el Startup Weekend Valencia: Redescubrimiento. El Startup Weekend es un evento emprendedor en el que tras una ronda de presentaciones, los participantes eligen cinco ideas, estas se desarrollan durante el fin de semana y el domingo los mentores eligen tres ganadoras. Tal vez ‘redescubrimiento’ no sea la palabra que venga a la mayoría de cabezas pero personalmente lo he pasado muy bien y el equipo en el que trabajé estuvo muy bien manejado por el emprendedor que lo presentó.

La presentación del Startup Weekend Valencia se realizó en el Cubo Amarillo CPI Universidad Politécnica de Valencia donde vimos las 21 ideas candidatas. Como siempre se vio de todo, desde cosas muy bien pensadas hasta ideas un tanto locas, pero es verdad que el nivel era mucho más elevado que el de experiencias anteriores (al menos ninguno empezó por ‘Yo viniendo aquí he pensado una cosa…’). Cinco ideas pasaron el corte y formaron equipo: Chronoshare, Desknami, Go2Place, Petfinder y Joinboot.

El sábado y el domingo la acción se desarrolló en el Booster Lab, en el Mercado de la Plaza Rojas Clemente, un sitio muy idóneo y preparado para el Startup Weekend. La idea en la que trabajé fue Desknami, una plataforma web mediante la cual facilitar la tarea de compartir espacios de oficina, no buscar sitios de coworking, la idea se enfoca más por la posibilidad de que una persona ocupe un puesto de trabajo vacío en una oficina sin ningún coste, pagando con horas de su tiempo o con dinero. Una plataforma que entiendo que gente que viaje y necesite las instalaciones de una oficina o gente que, simplemente quiere tener una oficina y socializar en ella podrían estar interesados, lo cual en un país con decenas de miles de emprendedores y millones de parados podría ser muy rentable y útil. En fin, un sábado y medio domingo de trabajo y diversión  a partes iguales, conociendo a gente y disfrutando de mentores como Jorge del Casar, Javier Olmo, Esteban Rodrigo, Javier Megías o Jesus Gallent y organizadores como Javier Echaleku, Daniel Peris o Juanra Vidal (podéis ver aquí a mentores y organizadores, todos unos cracks)

Da gusto verme cavilar ¿eh? (Foto de @JuanRaVidal)

En esta idea estuve en el departamento de márketing y comunicación desarrollando el plan de comunicación, buscando opciones para ser más social y realizando un pequeño y rápido estudio para conocer el público y su alcance. La verdad es que la organización de equipos y tiempos que se planteó en nuestra idea resultó ser muy productiva y funcional, lo cual desembocó en un gran equipo que casi no utilizó a los mentores para nada.

Llegado el domingo se preparó una presentación y un speech con el que intentar convencer al jurado del Startup Weekend de que era la idea que merecía ganar. Después de comer tocó ronda de presentaciones, algunos consejos y ese tipo de cosas. También se dignó a pasar por allí Beatriz Simón, Concejal Innovación y Juventud del Ayto. de Valencia y parte de su equipo, gente a la que ya conocía de Twitter y a la que no olvidé recordar en algunos tuits que no les tengo el cariño que otros les fingen profesar. Tras intentar esperar a que la TV valenciana se dignara a aparecer para grabar a la concejala haciendo de anfitriona y ver que no iban a llegar, se presentó el fallo del jurado dando como a finalistas a Desknami (la que yo trabajé) y Go2Place (una app para llamar taxis con un toque social muy interesante) y como ganador a PetFinder, una herramienta para buscar mascotas perdidas.

Todos los participantes, mentores y Juan Cotino, President de les Corts Valencianes. (Foto de @JuanRaVidal)

En definitiva, un evento muy bueno que tuvo en su final (y el movimiento del hashtag #SWValencia) un gran colofón. Además de haber aprendido mucho lo pasé muy bien, hice buenas migas con varios participantes y probé junto con un compañero de fatigas un proyecto que pronto desvelaré. Desde luego, un Startup Weekend que me sirvió para una cosa: Redescubrir.