Cine: Jumper

Esta semana, he tenido tiempo de ver una película que lleva en cartelera unas semanas, y que me recomendaron no ver. Aún así, tonto de mi, la vi. Hablo de la ultima película del director de The Bourne Identity (bien), pero también de Sr y Sra Smith (mal). El tipo se llama Doug Liman y a parte de estas dos películas, se dedica a dirigir capítulos de series y poco mas. Su ultimo trabajo: Jumper

jumper-poster.jpg

La película versa la historia de David Rice, interpretado por Hayden Christensen a quien muchos recordaran como el adolescente Anakin Skywalker en las nuevas entregas de Star Wars Episodios II y III. El bueno de Rice, descubre en su adolescencia, que se puede teletrasportar, cosa que lo ayuda a huir de una vida desecha, hacia una apariencia de triunfador en Nueva York.

jumper-1.jpgGracias a su nuevo poder, Rice es capaz de teletrasportarse a cualquier lugar en instantes, poder que utiliza para ir desde la puerta de su piso, a la puerta del ascensor, hasta para viajar desde NY a Tokio. Cosa que seguramente cualquier joven con ese poder haría sin pensarlo. Gracias a esta capacidad, consigue fondos suficientes como para mantenerse y poder disfrutar de la vida sin limites.

En un momento dado, decide volver a su ciudad natal, donde retoma una relación con su “amor juvenil” Millie Harris, encarnada por una muy bien caracterizada Rachel Bilson, mientras en sus andaduras conoce a Griffin (Jamie Bell). Estos tres personajes, pasan a ser el blanco de la hira de Roland, un Samuel L. Jackson que no se como se mete en estos saraos.

jumper-2.jpgRoland es una especie de cazador de saltadores (jumpers) que en su momento prometió matar a cualquier Jumper y perseguirlos utilizando todos los métodos a su alcance, aunque para ello no esta solo, los cazadores de saltadores son toda una organización secreta con una tecnología avanzadisima. Es entonces cuando, se presenta en la película algo de trama, ya que casi todo el metraje corresponde a enseñar al espectador los poderes de los saltadores, simplemente teletrasportarse, interesante las 4 primeras veces, y repetitivo todas las demás. Incluso al director se le ocurre ir cambiando el formato de la cámara, pasando de tomas fijas a cámaras móviles estilo [REC] o Monstruoso. Algo que desconcierta. Así mismo, la idea de hacer pelear a los protagonistas mientras se teletrasportan es buena, pero si no se hace bien, confunde y marea al espectador, y es exactamente lo que ocurre.

jumper-3.jpgValga señalar, que precisamente Hayden Christensen, no es que sea un actor que de mucho juego, tan solo tiene cara de enfadado el 100% del tiempo, ya sea mientras pelea o mientras esta con su novia, siempre cara de enfadado. Si a eso unimos sus limitadas dotes de interpretación, nos quedamos tan solo viendo lo poco trabajado que esta el guión de la película. No engancha para nada, y es simplismo. Estilo matrix (perseguidores y perseguidos con estética neopunk) pero simplificado al máximo y sin contar con la profundidad necesaria.

En resumen, un buen concepto (el del teletrasporte) una buena idea (los cazadores vs los jumpers) pero con un guion flojisimo (falta profundidad y gancho) y con unos actores que no hacen nada por dar vida ( Me extrañó ver a Samuel L. Jackson en el proyecto). Vamos, que ahora tendremos 2 o 3 continuaciones, al igual que la serie TripleX y cuando se cansen, nos dejaran en paz.

Cine: 10.000

La semana pasada se estrenaba en España la nueva película del director Roland Emmerich, que así de pronto, no nos dice nada, pero es el director de Independence Day y de El dia de mañana. Dos películas, que si bien no pasaran a ser clásicos del cine, si que consiguieron cierta notoriedad gracias sobretodo a su espectacularidad. Su ultima cinta, 10.000, sigue con la misma idea. Presentar grandiosidades para satisfacer las ansias de espectáculo.

poster.jpg

Como su nombre puede dejarnos adivinar, esta película está basada en la vida de un pueblo cazador del año 10.000 a.C. (en la traducción española se dejaron el antes de Cristo) . Es decir, se ambienta hace 12.000 años. Y ahí es donde empieza a perder rigor la cinta,…mamuts domesticados y forzados a trabajar en la construcción de pirámides, tigres dientes de sable que recuerdan a amigos y no les atacan, egipcios que construyen antes sus pirámides que sus ciudades,… pero bueno, antes de pararnos a pensar en las cosas malas, miremos las buenas.

La película cuenta la historia de un pueblo, un pueblo que como todos en esos tiempos, tenia sus propios dioses, sacerdotes y sus propias profecías. La profecía del pueblo que protagoniza la historia, empieza cuando una niña, Evolet (Camilla Belle), es encontrada en las ruinas de lo que fue su ciudad después de un saqueo de los dioses de la guerra.

10000xicoyxica.jpg

Al ser llevada al pueblo, la sacerdotisa ve la profecía. Años después, la profecía se empieza a cumplir, llegando los dioses de la guerra, que no son mas que guerreros bien corpulentos, al poblado y llevándose a mucha gente, entre ellos a Evolet. D’leh (Steven Strait), joven destinado a liderar al poblado, y enamorado de Evolet, por la que hará cualquier cosa, emprende la persecución de la joven junto a los pocos que se salvaron.

10000tigre.pngA partir de aquí, la cosa se empieza a liar, persiguen a Evolet y a los demás prisioneros por montañas nevadas, por selvas tropicales, por sabanas y desiertos, enfrentándose a toda clase de bichos que progresivamente van quitando rigor a la cinta. Hasta llegar al mismísimo Egipto (o algo que se le parece) donde el espectador ya se da cuenta de que la cinta no tiene ningún rigor histórico y es toda ciencia ficción, y es cuando verdaderamente la empecé a disfrutar yo, ya dejé de ver que eso flaqueaba por todos lados y simplemente me fijaba en lo que quería el director.

10000piramide.PNGLa enormidad de las imágenes que acompañan esta persecución y la grandiosidad del final solo es comparable a la ilusión y la enorme decepción que se da al final, pero que amparándose en los dioses, una vez mas, el guionista/director, soluciona muy fácilmente (a diferencia del resto de la película, donde todo son complicaciones)

Respecto a los actores, que decir, no es una cinta donde se puedan lucir especialmente, ya que simplemente son quienes encarnan unos personajes que no tienen profundidad por si misma, simplemente se dedican a decir cosas obvias, a pifiarla cuando toca por guion, y a soltar las típicas frases profundas que parece que se estilaban mucho antaño, del rollo de: Los dioses quieren que persiga a Evolet y lo haré con todas mis fuerzas, o perecere en el intento, sino, nunca llegare a ser el elegido. Y se quedan tan anchos, mucha fuerza, mucha carne y mucha acrobacia.

10000persiguiendo.PNGEn definitiva, una grandiosa película, que como las otras de Roland Emmerich, no pasara a la historia como un clásico, pero que quedara en la memoria como una cinta bastante entretenida, simplemente al nivel de las anteriores, por que explota las mismas facetas de impresionar vía imagen.

Cine: Ahora o Nunca

Ya se que este fin de semana había estrenos con bastante renombre y no menos marketing en cartel, me refiero a Monstruoso (Cloverfield) y a Rambo, sin embargo, yo fui a ver la ultima película en la que aparecen Jack Nicolson y Morgan Freeman. Me pareció mas interesante que ver una especie de remake de Godzilla o a Stallone haciendo como si supiera actuar. Me decidí por Ahora o Nunca.

cartel.jpg

Salí de la película realmente emocionado por lo simple de su planteamiento, lo profundo de su desarrollo y lo interesante de su concepto. Todo empieza cuando se juntan en la misma habitación de un hospital Edward Cole (Jack Nicolson) y Carter (Morgan Freeman), el primero es el director del propio hospital, un hombre echo a si mismo, podrido de dinero y extravagante en muchas facetas de su vida. Carter es un hombre con un sueño truncado, su idea era estudiar, pero un hijo y su matrimonio le impidieron su sueño, quedándose media vida en un taller mecánico.

301jackymorgan3.jpgEsta extraña pareja, se encuentran con que tienen un cáncer terminal, y los médicos les dan a ambos entre 6 meses y 1 año de vida. En ese momento tan profundo, los sentimientos son extraños ¿que harías si supieras cuando vas a morir? Pues Carter hizo una lista de cosas que quería haber echo antes de morir. Una lista que en principio fue un trabajo de clase y que se convirtió durante su vida en “cosas que no he echo”. No es una lista en la que tan solo aparecen cosas que poseer, también hay sensaciones, o simplemente sitios que visitar. La verdadera película, empieza cuando Cole ofrece a Carter hacer realidad esa lista en los últimos 6 meses de su vida. Y allá que se lanzan.

Aviones, viajes, mujeres, emociones, discusiones, son situaciones en las que cualquier actor se desenvolvería perfectamente, pero es que aquí no estamos hablando de cualquier actor, estamos hablando de Jack Nicolson y Morgan Freeman. La profundidad del personaje de Freeman es complementaria a la extrovertida personalidad del interpretado por Nicolson. Y es que los dos actores ya tienen un curriculum lo suficientemente impresionante como para saber seguro que cualquiera de sus papeles los bordaran. Y estos no son una excepción.

jackymorgan2.jpg

Evidentemente, esta no es una producción en la que se busque la profundidad del guión o de la historia, simplemente se quiere entretener y hacer ver, que las cosas que realmente se desean, no son irrealizables. Además, es interesante el echo de que saber exactamente cuando uno va a morir, es mas una liberación que una condena. Y por ello, ha de llevarse con alegría.

El final de la película es realmente emotivo, y especialmente, el beso a la mujer mas bella del mundo. La verdad es que algún día espero tener una lista similar en mis manos, y empezar a cumplirla antes de que sea tarde.

Lo dicho, una película sin mayores pretensiones que entretener, emocionar y hacer ver que la vida es mayormente disfrutar de ella.

Los crimenes de Oxford

Pocas son las veces en las que me dejo llevar y entro al cine a ver una película sobre la que ni siquiera haya visto el trailer. No había leído, visto o escuchado nada sobre Los Crímenes de Oxford, la ultima película de Alex de la Iglesia. Y, la verdad, solo por el titulo y el cartél del cine, no parecía ser una maravilla. Tenia pinta de ser la típica producción con presupuesto ajustadillo, chico guapo y famoso (Elijah Wood) y tía buenorra tipical spanish (Leonor Watling) además de John Hurt, no tan conocido pero que ya tiene su historia en el cine. Vamos, que se preveía una chufa de película.

crimenesoxford.PNG

Tal vez por que me pilló desprevenido, o por que las palomitas estaban bastante buenas, pero la peli me enganchó desde el primer momento. La película es un simposio de reglas matemáticas, teoremas y teorías lógicas, que sin embargo, no dejan que uno se aburra en ningún momento.

oxford1.jpgTodo empieza cuando Martin (Elijah Wood) llega a Oxford con la intencion de finalizar sus estudios con uno de los mas prestigiosos profesores de la universidad de la ciudad, Arthur Sheldom (interpretado muy convincentemente por John Hurt). Allí se encuentra con un sinfín de intempestades que acaban por minar su ilusión de tener una tesis dirigida por el mayor experto en su materia del mundo. Así que decide irse de allí. Sin embargo, en el mismísimo momento en el que toma esa decisión, se encuentra con su casera (una celebre matemática que ayudo a descifrar el código enigma en la Segunda Guerra Mundial) asesinada.

A partir de ahí la película pasa a ser de suspense basado en las matemáticas y la lógica. El asesino empieza a dejar unas pistas que solo pueden seguir verdaderos genios matemáticos o autenticas mentes privilegiadas en el razonamiento humano.

oxford4.jpgEl final, como siempre, es lo que uno menos se espera, o lo que mas, depende. Si bien, es cierto que el autor juega con el espectador, dirigiendo la acusación del crimen hacia varios personajes durante la película. Algo a tenor bastante difícil pero que se consigue con unas pocas escenas. Durante 2 escenas se incrimina a un personaje, y 1 sola frase, vale para descartar lo. La película se convierte en un juego.

Ayuda mucho la ambientación, la ciudad de Oxford, que se presta mucho al suspense, por su estética barroca, antigua, y genuinamente inglesa.

oxford21.jpgEl papel de Leonor Watling es un poco extraño, por que realmente solo sirve de nexo de unión de escenarios necesarios, pero sin embargo tiene una relación con los protagonistas que sobrepasa lo meramente exigido por el guion. Supongo que la presencia femenina era necesaria, aunque ya estaba Julie Cox (interpretando a la hija de la asesinada, Beth). Igual que algunos decorados, como la pista de padel. Seguramente, sin el personaje de Watling, la película habría durado menos minutos, y el hilo argumental no habría sufrido ningún desperfecto, pero es cierto que su presencia sirve para dejar descansar el aparato lógico y matemático del espectador que durante algunas escenas deja la trama a un lado, aunque en estas escenas también se desvelan secretos necesarios.

oxford31.jpgLa verdad es que no esperaba disfrutar tanto de esta película, pero lo cierto es que salí del cine pensando que había invertido la tarde y el dinero perfectamente. Y eso que la entrada a un cine hoy en día cuesta 6€ por persona y las palomitas para 2 te salen por 8€.

Por cierto, para quien le interese, en esta película se sigue cumpliendo el problema de las actrices guapas y españolas, por que Leonor Watling sale desnuda enseñando todo lo que la mente calenturienta de un joven quinceañero (que los había en la sala) puede querer ver. Ah, y para las jóvenes calenturientas, Elijah Wood también sale desnudo. Si es que, el director es español!

La energia de la improbabilidad infinita

Como ya comenté en el post de la critica a la película La Guia del Autoestopista Galactico, en ese universo, existe la energia de la improbabilidad infinita. Que si bien, no se explica su funcionamiento exacto, si que se describe vagamente:

Interesante verdad? a ver cuando inventan, los científicos de nuestro tiempo, esta energía!