Cine: Ahora o Nunca

Ya se que este fin de semana había estrenos con bastante renombre y no menos marketing en cartel, me refiero a Monstruoso (Cloverfield) y a Rambo, sin embargo, yo fui a ver la ultima película en la que aparecen Jack Nicolson y Morgan Freeman. Me pareció mas interesante que ver una especie de remake de Godzilla o a Stallone haciendo como si supiera actuar. Me decidí por Ahora o Nunca.

cartel.jpg

Salí de la película realmente emocionado por lo simple de su planteamiento, lo profundo de su desarrollo y lo interesante de su concepto. Todo empieza cuando se juntan en la misma habitación de un hospital Edward Cole (Jack Nicolson) y Carter (Morgan Freeman), el primero es el director del propio hospital, un hombre echo a si mismo, podrido de dinero y extravagante en muchas facetas de su vida. Carter es un hombre con un sueño truncado, su idea era estudiar, pero un hijo y su matrimonio le impidieron su sueño, quedándose media vida en un taller mecánico.

301jackymorgan3.jpgEsta extraña pareja, se encuentran con que tienen un cáncer terminal, y los médicos les dan a ambos entre 6 meses y 1 año de vida. En ese momento tan profundo, los sentimientos son extraños ¿que harías si supieras cuando vas a morir? Pues Carter hizo una lista de cosas que quería haber echo antes de morir. Una lista que en principio fue un trabajo de clase y que se convirtió durante su vida en “cosas que no he echo”. No es una lista en la que tan solo aparecen cosas que poseer, también hay sensaciones, o simplemente sitios que visitar. La verdadera película, empieza cuando Cole ofrece a Carter hacer realidad esa lista en los últimos 6 meses de su vida. Y allá que se lanzan.

Aviones, viajes, mujeres, emociones, discusiones, son situaciones en las que cualquier actor se desenvolvería perfectamente, pero es que aquí no estamos hablando de cualquier actor, estamos hablando de Jack Nicolson y Morgan Freeman. La profundidad del personaje de Freeman es complementaria a la extrovertida personalidad del interpretado por Nicolson. Y es que los dos actores ya tienen un curriculum lo suficientemente impresionante como para saber seguro que cualquiera de sus papeles los bordaran. Y estos no son una excepción.

jackymorgan2.jpg

Evidentemente, esta no es una producción en la que se busque la profundidad del guión o de la historia, simplemente se quiere entretener y hacer ver, que las cosas que realmente se desean, no son irrealizables. Además, es interesante el echo de que saber exactamente cuando uno va a morir, es mas una liberación que una condena. Y por ello, ha de llevarse con alegría.

El final de la película es realmente emotivo, y especialmente, el beso a la mujer mas bella del mundo. La verdad es que algún día espero tener una lista similar en mis manos, y empezar a cumplirla antes de que sea tarde.

Lo dicho, una película sin mayores pretensiones que entretener, emocionar y hacer ver que la vida es mayormente disfrutar de ella.