El «amigo estandar» de Facebook y sus consecuencias.

Estaba leyendo a Alt-Tab despotricar contra la gente que se cree erudita para analizar las tendencias malévolas de los usuarios de redes sociales, cuando se me ha ocurrido una imagen bien simple, que veréis mas abajo. Resulta que según grandes expertos, la web social que hoy en día nos atormenta, es un nido de gente con ganas de hacer daño, que ha encontrado el lugar perfecto para encontrar información sobre sus futuras victimas.  Y mi pregunta es ¿Quien tiene la culpa? El que entra con ganas de hacer daño, o el que no piensa que publicar una foto suya, una de su casa y dirección, una de la habitación y una con todas sus joyas puestas es una mala idea de cara al echo de que lo puede ver todo el mundo?

A nadie se le ocurre llevarse sus bienes mas preciados al poblado chabolista de las afueras de su ciudad, verdad? Pues por que demonios a muchos no les entra en la cabeza que publicar según que cosas puede ser peligroso? Es como cuando viene alguien quejándose de la mierda de PC que tiene, si le dice a todo «aceptar» y tiene el ordenador echo un adefesio, lleno de software basura.

Si tu, normalmente no facilitas tu información personal en la calle, ¿por que se la facilitas a un tipo que se presenta así?

un-tipo-que-no-conoces-facebook

Por que, no nos olvidemos, pero el 90% de los «amigos» que nos aparecen en Facebook, no son amigos. Es mas, del 10% sobrante, seguramente casi todos serán mas bien conocidos, muchos de ellos, irritantes conocidos de Facebook.

Y claro, resulta que a la hora de encontrar amigos, lo mejor es mostrarnos bien guapos, con nuestra ropa mas seductora, la mirada mas picante, las cosas mas caras, y el diseño impoluto de nuestro baño mas limpio. (No me lo culpen a mi, esa es la foto estándar a la hora de publicar cosas…).

Y claro, ocurre que, volviendo a lo que comenta Alt-Tab, se confunde la finalidad de las redes sociales, con lo que ocurre en ellas por lo idiotas que son sus usuarios.Echo que, si lo juntamos con que en las TV y las radios les viene bien para meterse con internet, pues lo utilizan.

Como digo yo siempre, si hay gente tan tonta como para conseguir que le roben gracias a facebook, que se joda! (Algún dia explicaré las situaciones en las que uso esa frase)

¿Sueles agregar/seguir a quien te agrega/sigue?

Hoy lanzo una de esas preguntas que suelo pensar yo para mis encuestas, no es que sean cosas con las que luego pretenda sacar conclusiones, pero me gusta saber que piensan mis lectores de algunas cosas. El caso es que, sabiendo que yo soy muy reacio a agregar/seguir a diestro y siniestro a cualquiera que me agregue/siga en la infinidad de las redes sociales y servicios de esta web 2.0, que haces tu ¿Sueles agregar a quien te agrega?

[poll id=»9″]

Generalmente yo soy de los que no agregan a nadie a no ser que sepa quien es, o tenga mis razones. No es que tenga nada en contra de quienes quieren ser mis amigos, pero no me gusta tener el ruido de centenares de conversaciones o cosas compartidas en las que ni pincho ni corto. De echo, ya he hablado de este tema, en concreto, sobre los irritantes amigos de Facebook. Idéntico problema tengo con Twitter, sigo a muy poca gente, y en su mayoría son gente que hace de Twitter una herramienta simpática. No me gustaría seguir a 300 personas (como hacen algunos) y no poder mantener ni una conversación coherente sin ser estorbado por el ruido de los 299 twitteros que no participan en esa conversación. Con FriendFeed, Flickr o Facebook me ocurre igual. Selecciono expresamente a quien sigo y a quien no, dependiendo de sus características y su estilo de uso del servicio.

Soy consciente de que esto, a veces, puede hacer que yo parezca un tipo poco sociable o al que le da rabia que alguien como vosotros (amados lectores) me agrege en cualquier servicio 2.0, pero realmente no es así, vosotros podeis agregarme/seguirme tanto como querais, lo pido y lo agradezco de corazon, pero hay que ser consciente de que cualquier herramienta de comunicacion, pierde su sentido si el ruido es mas fuerte que el enlace comunicativo. Imaginemonos una cafeteria llena de gente gritando… pues yo soy de los que se iría de la cafetería, o directamente, de los que no entra cuando ve el panorama desde fuera.

Se confirma: Los amigos de Facebook NO son amigos.

Los echos me dan la razón, hace unos días, publiqué una pequeña reflexión sobre lo tonto, y rematadamente inútil que es intentar tener cuantos mas amigos de Facebook mejor, antes que pretender que Facebook sea una herramienta de comunicación. Es decir, hacer que Facebook solo sea un medidor de ego en vez de un verdadero nuevo canal.

Y la confirmación a mi reflexión viene desde TuExperto, donde me entero de que de los 700 amigos de Facebook de Hal Niedzviecki, solo apareció uno en la fiesta para amigos de Facebook que organizó. Lo cual confirma que los irritantes pseudo-amigos ni son amigos, ni tienen vergüenza. Por que evidentemente los 700 no iban a asistir, pero tal vez un pequeño porcentaje, o incluso, los 15 que confirmaron su asistencia mediante la invitación al evento, o los 60 que indicaron que tal vez se presentarían…

Y claro, algunos pueden venir con la noticia de que hubo otra fiesta convocada por Facebook en Marbella, y que terminó con una mansión destrozada. Y yo pregunto ¿esos son amigos? Por que, no se yo si consideraría amigos a quienes se presentan en mi casa, me roban, me la destrozan y luego ni siquiera me saludan por la calle (como ya comenté en el post de la reflexión)

Dicho lo cual, solo me queda jactarme de lo inutil que es ser el mas popular de Facebook, a la altura de lo inutil que es ser el mas popular del instituto, … Yo, por mi parte, tanto en Facebook como en mi instituto, agrego, acepto y conozco a la gente que me interesa realmente, no a todo el que quiera ser mi amigo por que si. Comunicación, para eso Facebook si que es una herramienta insuperable.

Los irritantes amigos de Facebook

Estas ultimas semanas ha habido algo que me ha molestado un poquito. Es bien sabido en este blog que no soy especialmente receptivo con las redes sociales, me parecen una buena forma de comunicación, que en cuanto se masifica, pierde el sentido, y estas ultimas semanas, he visto como los acontecimientos me están dando la razón. Exactamente, lo estoy comprobando en mi cuenta de Facebook.

Al parecer, Facebook ha llegado a mi pueblo, un pueblo que podríamos decir que odio, no por el pueblo en si mismo, sino por la poca personalidad e iniciativa de sus habitantes. Y digo ha llegado, por que hasta hace unas 2 semanas, lo habitual era tener como amigos en Facebook a mis amigos. A mis amigos de verdad.

Resulta que ahora recibo por lo menos 2 nuevas peticiones de amistad de gente de mi pueblo. Y me irrita.

Me irrita por que la mayoría de esta gente no son mis amigos. Son, a lo sumo, conocidos. Pero ya no es que sean conocidos, la inmensa mayoría son mas bien «gente que se que existe«. Lo que significa que probablemente los conozco por terceras personas (el típico ex-compañero de clase de un amigo) o que he jugado a fútbol contra ellos en algún momento, y a lo sumo, lo mas amistoso que he echo con esas personas es hablar durante menos de 10 minutos durante las fiestas del pueblo, estando tan borracho que seguramente ni siquiera estaría seguro de llevar pantalones en ese momento.

Lo irritante de esto, es que esa gente que me han comentado ser ex-compañeros de clase, contra la que me he enfrentado en el fútbol, o con la que he compartido borrachera, a lo sumo, suele dirigir un simple Hei! o un Holaaaa,.. (hay que denotar el acento de indiferencia de la expresión) un par de días después del encuentro. Pasados los cuales, con una mirada basta, pero pasado un tiempo ni eso. Ni saludo, ni mirada, ni nada. Total indiferencia. Sin embargo, cuando ven mi foto/nombre en Facebook resulta que soy su amigo! ¿Solo me hablas cuando vas borracho y soy tu amigo? ¿No me saludas por la calle y soy tu amigo? ¿Si mis amigos de verdad no se hubieran molestado en presentarnos ni siquiera sabría tu nombre, y soy tu amigo? Venga! Por favor!

Además, no es que me agreguen como amigos con una finalidad loable. Podrían agregarme y comentarme lo bien que lo pasamos en la borrachera en la que estuvimos hablando, o conversar sobre el equipo de fútbol, incluso podría interesarse por su ex-compañero de clase y amigo mio, pero no. Lo que a ellos les gusta es enviarme esas mil chorradas salidas del entorno de programación de un Newbie y aceptadas en Facebook como aplicaciones, al estilo de: ¿Cual es tu color favorito? ¿A que animal te pareces? ¿Cual es tu peso ideal según la cantidad de pelos de tus orejas? Y yo pregunto: Si eres tan amigo mio, ¿en serio te interesan esas chorradas?

Creo que a mis amigos de verdad, en caso de importarles esas preguntas, ya sabrían la respuesta, pero dudo mucho que con 22 años (o con facultades mentales distintas a 0), a alguien le importen esas chorradas.

Yo, generalmente distingo entre 5 tipos de amigos en Facebook:

  • Los Colegas, ese grupo de no mas de 15 personas con las que pasas la mayor parte de tu tiempo social, con las que sí que puedes utilizar Facebook como herramienta de comunicación. Para saber cual es su ultimo proyecto, intercambiar enlaces,…
  • Los buenos amigos de los colegas, gente a la que conozco pero no considero lo suficientemente amiga. Esta situación se da por que mi grupo de colegas (recordemos punto anterior) esta dividido en varias localidades, por lo tanto, cada localidad tiene un pequeño ecosistema de conocidos. Que son considerados por los de la otra localidad como buenos amigos o incluso casi colegas.
  • Los conocidos interesantes, a veces, me ha pasado que conozco a alguien, o me lo presentan, y resulta ser una persona con la que creo que puedo congeniar, o incluso a la que creo que podría pedir ayuda en temas se a ciencia cierta que domina.
  • Los amigos de internet, hay gente que me agrega desde el blog, o desde foros, cualquier persona que quiere simplemente hablar conmigo de algo. Generalmente se parecen a los irritantes conocidos (ver punto siguiente), pero a veces hay alguien interesante. La diferencia con los irritantes conocidos es que a estos, en general, hasta el momento en el que ellos me agregaron, ni siquiera sabia de su existencia.
  • Los Irritantes Conocidos, son los que necesitan a toda costa enviarte las mil chorradas, agregarte a todo, no hablarte de nada y en definitiva, tener el contador de amigos cada día mas alto. Aunque al final no conozcan a nadie y conviertan su Facebook en todo menos en una herramienta de comunicación.

Intento adivinar a que grupo pertenecerá cada una de las peticiones de amigos que tengo, y por consiguiente tomo la decisión de aceptarlos como amigos o no. Lo que si que tengo claro, es que si veo que tomo una mala decisión, no me molesta para nada denegar a alguien que había aceptado previamente. No quiero que mi Facebook se convierta en un gallinero matatiempo. Sobretodo por que estoy seguro de que en algún momento abriré mi mente a la redes sociales, y no quiero que cuando me las tome en serio, mis cuentas sean un total desastre.

Así que desde aquí hago un llamamiento: ¿Tan importante es tener cuantos mas amigos de Facebook mejor, si no sabes quienes son?