Realmente usas Facebook?

Me he dado cuenta de que yo twitteo y luego se envía a Facebook y la mayoría de twitteros que conozco utiliza el mismo sistema, ya sea mediante #FB o otras formulas. El caso es que aunque Facebook se esfuerza ( Facebook Connect mediante) de que nada ni nadie salga de su red, Twitter es la única plataforma que ademas de robarle usuarios que solo quieren «el muro» consigue complementar al propio Facebook!

Siempre he defendido que Facebook es la herramienta de los marujoneos y los rumores de escalera que la web 2.0 nos ha traído. Por supuesto, es una excelente herramienta para comunicarnos con amigos y para conseguir esa cercanía que nos quita la distancia y nos acerca un ADSL, pero la verdad es que muy poca gente pasa de más allá de jugar a juegos en Facebook y cuchichear entre fotos de amigos y extraños. Además, los que utilizan los eventos, páginas o grupos lo hacen de una forma realmente «efecto-windows»: Decir a todo que sí o «aceptar».

Por eso la pregunta del post. Yo, que no soy muy de cuchichear y menos aún de jugar a juegos flash, me planteo seriamente si utilizo Facebook para algo. Es una herramienta que poco a poco está consiguiendo ser el centro de todas las comunicaciones pero a la que rara vez entro vía web. Todas las actualizaciones de los servicios 2.0 que utilizo terminan en mi muro de Facebook, pero rara vez lo actualizo directamente.

¿Utilizáis Facebook o simplemente se ha convertido en el centro de vuestra nube 2.0?

Evidentemente, este post no es para plantearme dejar de utilizar Facebook. Sobre todo porque para Smartmob y para estar en contacto con muchos amigos es una herramienta simplemente perfecta. Es solo para reflexionar un poco sobre lo mucho que se habla de la revolución que está suponiendo cuando, personalmente, no lo veo tan claro. Los que antes utilizaban el messenger, ahora se han pasado al Facebook.

Mientras tanto veo como día a día Facebook se esfuerza más y más en intentar que los que solo utilizamos esta red como el epicentro de nuestra existencia virtual, tampoco salgamos de ella. Ya he hablado de Facebook Connect (el cual intento usar lo mínimo), pero ahora parece que Facebook va a por los comentarios en los blogs. También se ha ganado los checkins geoposicionados… pero ¿utilizamos Facebook o solo es un centralizador de nuestros servicios?

La quincena de Bleef!

Esto revive! Aunque la cosa no va tan rápida como a algunos nos gustaría, lo cierto es que Bleef, la pequeña red de blogs que tenemos los que ves en la cabecera rearranca y una de las primeras medidas que hemos tomado ha sido estos posts de recopilación. A partir de ahora nos robaremos vilmente nuestros contenidos para republicar un post de enlaces en los que recomendamos a los lectores de cada blog, lo mejor de los demás. Así que ahí va la recopilación:

Desde El Reverso Tenebroso, el blog de cine de Bleef, nos hacen babear viendo el unboxig de Alien Anthology. Todo el pack incluye una impresionante escultura llamada El Guardián y un digipack con todas las películas de la saga Alien en Blu-Ray. La verdad es que la escultura da bastante grima por esos brillos que parecen baba y porque, la verdad, los aliens de esta saga siempre me han dado mucho repelús. Pero la verdad es que el pack es muy bueno y sirve como lamparita!

Lo mejor que está pasando ahora mismo en Bocabit es que está celebrando un concurso para ganar un GTA IV y sus expansiones para Xbox360. Para participar solo hace falta ir al post del concurso y dejar un comentario con los que cada uno crea que son los juegos del año. Así, hasta el 2 de Enero se podrá participar en este concurso para cuya excusa han utilizado que es el cuarto cumpleaños de Bocabit.

Fasextra es el blog al que le he robado las imágenes que separan cada una de las menciones, dicho lo cual, os recomiendo que paséis por el post de los mejores grupos de Facebook porque además de ser un OffTopic de la verdadera temática del blog (videojuegos) ha sido un post reseñado en el programa En Días como Hoy de de RNE, dirigido por Juan Ramón Lucas. Lo dicho, que os vais a echar unas risas.

Como siempre, dejamos para lo último lo mejor. Desde este grandioso y poderoso, aunque humilde blog, os recomiendo descargar el primer álbum de Bear Attack, un grupo que si todo va como tiene que ir, dará que hablar. Luego no digáis que no os he avisado.

Cómo parecer un idiota en Facebook gracias a Lost

La madrugada del domingo al lunes pudimos ver en España el final de Lost, un final que muchos llevaban meses esperando, otros llevaban días apuntando con pistolas a quien se dignara siquiera a estornudar un spoiler y otros, como un servidor, ni le va ni le viene. Yo me quedé en la tercera temporada (si, lo sé, dónde empieza lo bueno) y lo cierto es que no me importa que alguien me desvele el final. Aunque lo sepa, sé que terminaré la serie igualmente. Ahora bien, en las redes sociales no pasaba lo mismo. Twitter ardía con trend topics de Lost, Perdidos y su final por todos lados, y Facebook más de lo mismo.

El caso es que en la red social de Zuckerberg tengo varios «amigos del facebook» muy especiales. Sólo voy a dejar un timeline.

No me digáis que este muro no es increíble

Después de que en Cuatro no pararan de dar la tabarra durante dos semanas, después de SEIS años en los que LOST o Perdidos ha sido una de las series más valoradas,… pues después de eso, DESPUES DE ESO decidió que era fan le gustaba LOST y Perdidos (marcados en rojo).

Aún puedo entender que se una a los grupos por que el final no le haya convencido, pero el hecho de que se una a todos los grupos que aparecen con la simple búsqueda final+perdidos y final+lost en Facebook ya demuestra lo que demuestra. Si, efectivamente. Acababa de descubrir Lost y sólo quería estar a la moda. Como hace con TODOS los temas que se viralizan por las redes sociales. La verdad, ya tenía calada a esta persona, pero lo de Perdidos fue la culminación del uso de las redes sociales utilizadas de una forma, como mínimo, absurda.

En fin, el título del post lo deja bien claro: cómo parecer idiota simplemente utilizando Facebook. Cuando vea al propietario de este muro, verificaré mis sospechas buscando una PowerBalance en alguna parte de su cuerpo (no, yo no aseguro que su inteligencia border-line la ayude a ponerse esas tongo-pulseras en las muñecas).

El Pepinillo que tuvo más fans que El Canto del Loco

[Actualización] Al parecer, lo que ocurrió en este caso no tiene nada que ver con lo que se cuenta. En este post se presupone que el grupo de facebook del pepinillo fue cerrado por los abogados de SONY, sin embargo, parece que no fue así. De todas formas, la reflexión sobre el como tomarse estos casos por parte de los afectados sigue siendo igualmente válida. Ya le daré un cachete a Pablo J. Dolls en la próxima Twittché, primero por cerrar el grupo, y luego por la razón por la que lo ha echo!

Me levanto, abro mi Google Reader y me encuentro con que el famoso grupo de Facebook ¿Puede este pepinillo tener más fans que El Canto del Loco? ha sido cerrado. Al parecer, al cantante de ECDL, Dani Martín, y a SONY, sus productores, no les ha echo demasiada gracia que un pepinillo tuviera más repercusión que ellos en la red social más grande del mundo. Lo han cerrado por atentar contra su derecho al honor. Vaya, yo pensaba que el honor sólo se tenía en cuenta en pelis ambientadas en la Yakuza, la mafia italiana o el siglo XVII (eso nos da una idea de como actúan y como piensan los que están metidos en la industria musical ¿no?) Además, tampoco parece que ellos fueran muy usuarios de Facebook, puesto que su grupo no tiene ni una actualización. Se registraron y punto. Sólo por estar.

pepinillo-ecdl

El problema aquí no viene por el simple echo de que el grupo de Facebook se haya echo famoso e incluso haya aparecido el algunos medios (creo que llegué a verlo en algún programa estilo Buenafuente) e incluso en algunos informativos. Viene porque ellos no saben encajar el resultado y darle la vuelta.

El resultado es bien simple, un pepinillo tiene más fans en Facebook que El Canto del Loco ¿y? Eso quiere decir, hablando en términos de marketing, que tienes a todos los fans del pepinillo y a todos los fans de El Canto del Loco pendiente de como acabara todo. Y no son pocos fans. Teniendo en cuenta que ECDL tiene unos 110.000 fans, podemos decir que había unas 230.000 personas pendientes (110.000 de ECDL y 120.000 del pepinillo) ¿Por que no aprovecharlo? Joder! Aprovechadlo!

pepinillo-vs-elcantodelloco

En vez de cerrar el grupo de Facebook, hablar de vuestro derecho al honor (que bien que os pasáis por el forro cuando se publica cualquier escándalo a las puertas de lanzar un nuevo disco) y ganarse la antipatía de todos, podrían haber plantado una campaña de marketing y conseguir que esos 110.000 fans tuvieran un efecto llamada, consiguiendo quedar como un grupo moderno, activo en las redes sociales y que sabe encajar con humor las bromas. Así de simple. ¿Como conseguirlo? Propongo varios métodos:

  • Eres Dani Martin, llamas a Buenafuente, le dices que quieres ir como invitado para que te entreviste sobre el tema del pepinillo, y te plantas allí con una camiseta que diga «Yo también adoro a ese pepinillo» o «Conozco al pepinillo pero ¿Quienes son ECDL?«. Sueltas cuatro chistes, haces tres bromas y quedas como un jodido ganador.
  • Eres el manager de ECDL, consigues un hinchable de un pepinillo y en cada concierto lo plantas allí en medio. El grupo hace un par de declaraciones al estilo «Aquí teneis al pepinillo, pero antes, somos El Canto del Loco, sus teloneros«. La gente se parte de risa, te ganas un millón de vistas en YouTube, trescientas mil menciones en blogs, tuentis y facebooks y quedas como un grupo simpático.
  • Eres el productor de ECDL, llamas a Muchachada Nui, les dices que quieres hacer una versión de la entradilla del programa y justo cuando salga el pepinillo silbando, haces un chiste. Luego, un cameo a mitad del programa, un celebrities «de pago»,  y quedas como un grupo con sentido del humor.

Podría dar mil ejemplos más, todos ellos basados en saber encajar una broma y sacarle provecho. Creo que el señor Dani Martin o quien obligó a cerrar ese grupo no sabe que la primera norma del Marketing es conseguir que se hable de ti. Y si se habla de ellos gracias a un pepinillo, deberían haberlo aprovechado.

pepinillo-iwanttobelieve

Ahora, resulta que además de la antipatía de todos los fans del pepinillo, que sí que se tomaron ese grupo más como una broma que como algo serio (¿hay algún grupo de Facebook serio?) se han ganado la mala reputación y otro grupo al que no podrán atacar por vulnerar su honor llamado: Libertad para el pepinillo que desbancó a El Canto del Loco. Yo ya me he unido, y el grupo lleva más de 16.000 usuarios en menos de una semana, muchísimos más que el grupo original! Vaya campaña de marketing que se están montando.

Un ejemplo bien claro de como conseguir notoriedad y publicidad simpática y que es un caso prácticamente idéntico, es el que ocurrió hace tres años con la Sopa de Letras de Pastas Gallo. Resulta que nadie se había dado cuenta de que faltaban las letras U, W. El resultado fue el blog Me Faltan Letras, que consiguió aparecer en portada de Meneame, en varios periódicos, radios e informativos de la tele. El chaval lo montó a modo de reivindicación personal, y en Pastas Gallo, en vez de cerrarle el blog por faltar a su honor, o a su diseño industrial o vete a saber a que, decidieron contestarle dándole la explicación técnica (no tienen punto de apoyo superior y eso dificulta su producción), haciendo un pequeño chiste sobre que esas letras no hacen falta para escribir, e incluso invitando al creador del blog a pasar por la fabrica para ver el proceso de producción. Meses más tarde, la U y la W ya estaban en la sopa, incluyendo, además la Ñ, la Ç y la @, enviándole un pack completo al creador del blog, permitiéndole visitar la fabrica y habiendo intercambiado varios emails dónde el humor era la nota principal. Pastas Gallo se levantó un dia con un blog en portada de Meneame (un sitio realmente influyente), con una denuncia que bien podrían haber atajado con una llamada al señor Blogspot y cierre del blog, pero su departamento de comunicación siguió con la broma, se puso en contacto con el bloguer y sacó adelante una campaña en Internet que si la hubiera echo una empresa de marketing hubiera costado una buena pasta (nunca mejor dicho).

Aprenda, Dani Martin, aprenda.

Experimento Cumpleaños, 23 años.

Hoy se cumple una semana desde el día de mi cumpleaños. El miércoles pasado me tiraron 23 veces de la oreja, me llegaron algunos (pocos, cabrones!) regalos, y el jueves tuvimos una cena especial en casa. El caso es que yo tan solo dije en sitios muy concretos que era mi cumpleaños, más que nada por que quise hacer un experimento después de haber tenido esta discusión en Facebook hace meses.

En Facebook dije algo similar a: A mi, para que me felicite un amigo únicamente por Facebook o cualquier otra herramienta de felicitación automática, prefiero que no me felicite. Rápidamente surgieron los defensores del recordatorio de cumpleaños, que si venía muy bien, que si esto, que si lo otro. Pues a mi me parece directamente quedar como el culo cuando tu felicitación consiste en ver un aviso y darle al botón de «Felicitar Automáticamente»

23

Me podréis decir que mi método de añadir el cumpleaños de alguien a mi agenda del móvil el día antes de su cumple viene a ser lo mismo, pero no. No es lo mismo ni por asomo. Yo me tomo la molestia de añadir los cumpleaños uno a uno, en Facebook solo tienes que añadir una aplicación para tener todos los cumples sincronizados, yo me tomo la molestia de no acordarme y despertarme a las 23:55, en Facebook si no visitas tu FB, ni te das cuenta. Yo, para felicitar me gasto 0’20€, una mierda, lo sé, pero es más que los 0€ que vale felicitar por FB. Y por ultimo, yo me molesto por escribir el mensaje, enviarlo, buscar una forma original de decir Feliz Cumpleaños! y todo eso. Así que espero que nadie salte diciendo que es lo mismo. Admito que mi método puede ser cercano a «mierda de felicitación» pero es bastante más que «felicitación vía Facebook».

facebook_cumpleaños

El miércoles pasado, día de mi cumpleaños, recibí las felicitaciones de todos aquellos a los que vi y que lo sabían. En el curro me tocó pagar el almuerzo, en casa me levanté con un «buenos días, Feliz Cumpleaños!» de mis cuatro compañeros de piso y mi novia, recibí dos SMS de las personas que esperaba (dos ex-compañeros de clase), además, lo comenté vía Twitter y también recibí felicitaciones varias. ¿La relación entre todas estas felicitaciones? Que son gente de la que se espera una felicitación, porque los veo a diario, porque charlamos a diario o porque nos relacionamos a diario. También recibí la clásica llamada de mis padres y jueves la de mi abuelo (si, el hombre se olvidó por un día y un poco más y se flagela :) )

Sin embargo, y confirmando mi teoría, un tipo al que rara vez saludo por la calle, cuando estábamos tomando una cerveza los amigos, se acerco a mi, me dio la mano y me felicito el cumpleaños «por que lo vio en Tuenti». Otro día, ni siquiera habría dicho «hey!» pero el sábado me dio la mano para felicitarme. ¿Tengo que considerarlo mi amigo a partir de ahora?¿Alguien importante? Lo siento, pero no.

Paralelamente, me felicito bastante gente que nunca me habla por el messenger, y casualmente, ese día si que me habló. Y cuando digo nunca, me refiero a que tuve que fijarme en el nombre, email, grupo en el que lo tengo y agrandar la foto para saber quienes eran (bueno, algunos no tanto). Es decir, gente que seguramente vio el recordatorio y me busco en su messenger. Muy triste.

Un cumpleaños en realidad es una chorrada, pero si se le da importancia (que se le da) al menos que sea importancia real, no una triste pantomima facilitada por un automatismo.

Y claro, después de leer este alegato en contra de la gilipollez de felicitar el cumpleaños a gente a la que realmente no aprecias… ¿Me vais a felicitar en los comentarios? Cumplí 23 :P

La lista de regalos: Me tengo que comprar unas botas/deportivas de parte de mi padre y mi madre, ellos pagan. 40€ de parte de los abuelos, y lo mejor, el regalo de mis compañeros de piso, que automáticamente ha pasado a presidir el salón encima de la TV:

regalo-1