facebook-cotilleo

Realmente usas Facebook?

Me he dado cuenta de que yo tuiteo y luego comparto Facebook y la mayoría de twitteros que conozco utiliza el mismo sistema. El caso es que aunque Facebook se esfuerza ( Facebook Connect mediante) de que nada ni nadie salga de su red, Twitter es la única plataforma que ademas de robarle usuarios que solo quieren «el muro» consigue complementar al propio Facebook. Es decir, la gente tuitea y luego envía exactamente el mismo contenido a Facebook. Aunque, demasiadas veces ese contenido no llega a la red social de Zuckerberg por su inoperancia en dispositivos móviles.

El caso es que día a día me doy cuenta de que la mayoría de gente que se pasa el día en Facebook son poco más que cotillas que se dedican a ver muros ajenos, postear en los suyos propios, husmear fotografías y poco más. Si acaso los juegos tienen su aquél, pero la realidad es que Facebook es, para muchos de nosotros, solo algo más que un Friendster, es decir, un agregador de todo lo que haces en la red, ya que todo es compartible en tu muro de Facebook.

Tal vez no soy un prototipo de hardcore-user de la red social, pero lo cierto es que tampoco recibo prácticamente mails de Facebook, y eso que hace un año se encargaron de recordarnos que su plataforma de email era el futuro, era el mail mejorado. Mi Gmail aún se está partiendo de la risa. Tampoco lo uso a modo de chat o como plataforma de comunicación instantánea, para eso ya tengo Twitter (@carballo) y Whatsapp, dos herramientas que hacen ese trabajo muchísimo mejor. De hecho, me resulta realmente raro el tema del chat de Facebook.

No hay que olvidar que Facebook incluye una herramienta de Notas en todas sus cuentas y diversos sistemas por los que podríamos crear textos extensos con contenidos que compartir en nuestra red de amigos, sin embargo, aún sigo cayendo en blogs privados de Blogger y nunca en notas de Facebook más allá de un C&P que alguien ha robado en un blog. Idem para las fotos. Mucho choni y mucha fiesta, pero al final las fotos buenas terminan en Picasa o Flickr enlazadas a Facebook cuando se suben. Nadie usa la herramienta de fotos de Facebook como álbum virtual.

En definitiva, después de llevar registrado en Facebook varios años, y ver miles de rediseños, la verdad es que sigo sin usarlo. Siempre he dicho que es una herramienta de comunicación muy potente, pero la verdad es que usarlo directamente, casi no lo uso. ¿Y tu? ¿Usas Facebook o cotilleas?

despedido

Prohibido criticar a tu empresa en el bar. Y en Facebook.

Veo con estupor como se empiezan a prohibir cosas totalmente normales y habituales y la verdad es que me entran ganas ya no de poner el grito en el cielo por las prohibiciones, si no de ponerlo por los imbéciles a los que han pillado criticando (o algo más) a la mano que les da de comer. De un tiempo a ahora no son pocas las noticias sobre despidos por criticar en las redes sociales a los jefes o noticias sobre que las empresas, proactivamente, ‘recomiendan’ a sus empleados no hablar sobre su trabajo en redes sociales. Caso aparte los periodistas, a los que incluso se les prohíbe difundir información que ellos mismos consigan, y que vaya a ser parte de la publicación. ¿Pero esto que es?

No sé si es peor el control al que los trabajadores nos vemos abocados o el simple hecho de que se haya llegado a esta situación. Yo siempre he sido una persona que intenta no engañar a nadie, quiero decir, digo lo que pienso. Exactamente lo que pienso. Si bien, es cierto que hay formas de decir las cosas. No es lo mismo criticar el mal funcionamiento de tu empresa en una reunión, que enviarle un email bien estructurado y respetuoso a tu jefe con lo que crees que se debería mejorar. No es lo mismo. Y por eso mismo creo que las prohibiciones por parte de las empresas y los empleados idiotas que necesitan esas prohibiciones para no rajar sin control son absolutamente fruto del mismo problema: La imbecilidad.

imbécil

  1. adj. y com. desp. Alelado, poco inteligente.

Una persona imbécil es aquella que se hace ‘amigo’ de su jefe en Facebook y luego raja sobre la empresa sin control. Porque una cosa es decir ‘hoy me voy cabreado de la oficina’ y otra muy distinta es ‘me cago en el subnormal ese’. Antes de escribirlo debes saber que tu jefe o cualquier otro empleado lo puede ver, y su reacción será muy distinta dependiendo de lo que lea. Si algo te cabrea, es posible que te ofrezca su ayuda. Si estas insultando a alguien, seguramente su cabreo será mayor que el tuyo.

Lo que vengo a defender, al fin y al cabo, es que tus propios límites los pones tu. Facebook ahora mismo es lo mismo que un bar lleno de gente charlando. Un bar en el que lo mismo está tu madre que tu primo el fiestero, que tu jefe, que la furcia a la que llamas cada sábado que no mojas. Tu puedes estar charlando con tus amigos en un lado, pero en un momento dado, tu madre (o tu jefe, o la furcia) pueden escuchar como te burlas de ellos. Y se monta la gorda. ¿La culpa es de que tu madre te ponga de los nervios? No, la culpa es de que has gritado en un lugar en el que tu madre te podía escuchar. Porque en el Bar Facebook está todo el mundo.

También existen, por cierto, los que son despedidos por subir cosas a Facebook que su empresa considera que no deberían estar ahí. Personalmente, si no se menciona a la empresa y no es algo directamente relacionado con el trabajo (subir fotos borracho no lo es, mayormente) creo que eso es un tema en el que las empresas no se deberían meter. Ahora bien, si sabes que tu empresa es más bien puritana, pues no subas fotos montándotelo con tres tías diferentes un mismo sábado. Es que es de cajón. Más vale no tentar a la mala suerte ¿no?

P.D: Este post viene dado porque, por enésima vez he visto la noticia de que despiden a alguien por rajar en Facebook, no porque odie a Ontecnia. Todo lo contrario ;)

twitter-conversacion

Ya no comento en blogs, comento en Twitter

Hace algún tiempo escribí un post titulado Nunca dejes de comentar, en ese post animaba a todos y a mi mismo a comentar en blogs. A tener conversaciones en los comentarios y a disfrutar de este medio de comunicación. El caso es que desde hace unos meses a esta parte me doy cuenta de que ya casi no comento en blogs. Sin embargo, sí que comento. Tanto twitter (@carballo) como Facebook han conseguido acaparar casi todos los comentarios que suelo hacer en blogs.

Las razones por las que ya casi no comento en blogs son varias. La primera y principal es por una razón de usabilidad. Normalmente tengo abierto mi lector de feeds y el cliente de twitter, esto hace que casi prefiera compartir lo que estoy leyendo en mi timeline seguido de mi opinión. La segunda razón es que los blogs que visito tienen cuenta de twitter y sus administradores también por lo que solo nombrándolos ya podemos tener una conversación a la que se pueden unir todos los demás twitteros que nos sigan, consiguiendo que un volumen potencial de conversadores mucho mayor que el de gente que visita el propio blog y se anima a comentar.

La verdad es que comentar y discutir cosas en Twitter es la mayoría de veces más enriquecedor que hacerlo en el propio blog, además, twitter permite que la conversación sea mucho más fácil gracias a que los clientes están muy optimizados, ahora es muy simple volver al hilo de la conversación rápidamente gracias a que prácticamente todos los clientes incluyen la posibilidad de ver la serie de replies que la forman. Además, twitter lo llevo siempre encima con mi móvil y si alguien me nombra, me doy cuenta. Si alguien me responde en los comentarios del blog, difícilmente lo sabré.

Por otro lado, no soy muy dado a compartir mis comentarios en Facebook, soy más usuario de Twitter, pero creo que Facebook es una red social muy potente para estas cosas. Ellos mismos se dieron cuenta de lo interesante que es generar conversación y lanzaron la plataforma para integrar en blogs. Lo cierto es que hay varios plugins que permiten integrar en WordPress los comentarios hechos en Twitter y Facebook de cualquier post. Personalmente no me ha funcionado/gustado ninguno.

En definitiva, la conversación siempre existe, pero ahora ha pasado a estar en Twitter. ¿Tú donde sueles comentar? ¿Piensas comentar en este post o prefieres hacerme un replie a @carballo?

facebook-paginas

Nuevas funciones en Facebook Páginas

Resultaba un tanto extraño que el centro de todo este embrollo del Social Media fuera la necesidad de «personificar» cualquier cosa, hacerla especial, cercana y centrarte en el usuario y su satisfactoria experiencia y, sin embargo, fuera imposible actuar como un usuario si no lo eras. Hablo, por supuesto, de Facebook. Hace un tiempo ni siquiera existían las páginas y cuando se crearon, Facebook recomendó que las empresas e instituciones no se abrieran perfiles de usuario porque para ello estaban las páginas. La recomendación pronto se hizo obligatoria cuando los perfiles que no correspondían a verdaderas personas empezaron a peligrar.

Ahora, con las nuevas Facebook Páginas eso se ha solucionado. Ahora ya se puede comentar como si fueras una página, se puede agregar a otras páginas como amigas fácilmente (antes se podía pero era un tanto confuso), también es posible subir fotografías a la página y mostrarlas en la clásica tira superior que vemos en cualquier perfil… La verdad es que se han implementado las funciones que permite acercar la experiencia de gestionar una página de Facebook a la de gestionar un perfil.

Para «loguearnos» como una página en Facebook solo tenemos que ir al menú superior de Cuenta y allí mismo veremos la opción de «Usar Fácebook como Página», antes esto simplemente era un «Administrar Páginas». Seleccionando esta opción podremos cambiar nuestro usuario por una página, de forma que hasta que no volvamos a cambiar al usuario, cualquier cosa que hagamos lo estaremos haciendo como página.

Lo cierto es que creo que esto es todo un acierto, aunque a primera vista, las únicas diferencias que ahora mismo veo entre una página y un usuario son los mensajes (solo disponibles para usuarios) y las estadísticas (solo disponibles para páginas). Por supuesto, las páginas tienen posibilidades de promoción y mil cosas más, pero lo cierto es que de cara a la galería cada vez son más similares las dos formas de utilizar Facebook que hace poco nos obligaron a separar.

Así que, venga, a trastear con las páginas :) Yo ya tengo la tarea de revitalizar la página de Facebook de enGeneral.

exportly

¿Cuanto pagarías por un backup de tu Facebook o Twitter?

Hoy ha llegado a mi una herramienta que, en principio, nos permite hacer lo que muchos usuarios de Twitter y Facebook deseamos: Hacer un backup de una cuenta Facebook y Twitter. Esto es algo que los talibanes de la privacidad anhelan desde el primer momento, la posibilidad de hacer una copia de todos los tweets, todas las actualizaciones del muro, los mensajes, los DM, las cosas compartidas o las fotografías subidas a un álbum de Facebook o el timeline de Twitter.

Evidentemente, esto es algo que deberían proporcionar las propias herramientas, pero no les interesa dar la posibilidad de que los usuarios hagan las maletas y se marchen a otro servicio en auge (¿alguien habla de Diaspora*?) por lo que ni ofrecen la posibilidad de guardar toda nuestra cuenta de Facebook o Twitter en un fichero, ni se la espera. Para ello Export.ly ha aparecido. Para cuentas en las que tenga que analizar menos de 10.000 «personas» la utilidad es gratis, en Facebook solo funciona en páginas, y el coste puede llegar a 200$. Y ahora es el momento de preguntarse…

¿Cuánto vale un backup de tu Twitter?

Dando por supuesto que gratis no lo vamos a tener nunca (cualquier herramienta intentará poner trabas a la fuga de usuarios), y teniendo en cuenta la necesidad imperiosa de muchos usuarios de tener sus cuentas siempre bajo control, ¿hasta qué punto podría ser válido dejarse 200$ en un archivo excel que nos agrupe toda la cuenta?

Personalmente, no me vale la pena. No tengo 200$ gastadores para invertir en esto, no mejoraría mi experiencia ni mi seguridad pero, sobre todo, no veo ninguna utilidad en tener un backup de todas mis actualizaciones del muro desde que en 2007 me registré en Twitter. No dudo de que muchos usuarios con miles de enlaces y centenares de referencias puedan tener esos 200$ como una inversión justificada, pero yo no.

Mi cuenta de twitter es «el momento», si bien, comparto enlaces y twitteo cosas que más tarde me gustaría consultar la verdad es que en su mayor parte Twitter es, simplemente  inmediatez. Es comunicación instantánea y rara vez miro más alla de …hace 1h/…1h ago. Sé que hay gente que se lee el timeline de sus 24h diarias, tienen los tweets de sus seguidos como si de feeds en Google Reader se trataran, pero no es mi caso.

Y tu, ¿pagarías por tener un backup de tu Twitter o Facebook?

Lo encontré gracias a Wwwhat’s New.