lying

The Invention of Lying

The Invention of Lying (también conocida como ‘Increíble pero falso‘) es una de las películas más originales que he visto últimamente. Dirigiéndola Ricky Gervais (el creador de las series The Office y Extras) esperaba mucho y muy bueno y la verdad es que en general no me ha defraudado. La película, tal y como reza su nombre en inglés nos cuenta la invención de la mentira.

Pongámonos en situación, Mark Bellison (Ricky Gervais) es un guionista perdedor, tal y como suena, un tipo que simplemente no pasará a la historia enamorado hasta las trancas de Anna McDoogels (Jennifer Garner), una atractiva joven que, sin duda, no está en su liga. El caso es que la película se sitúa en un escenario increíblemente gracioso: la mentira no existe. Deja tu mente en blanco, deja cualquier cosa que concibas como normal fuera de tu conciencia, ahora déjalo entrar todo excepto un detalle: Nadie puede decir mentiras. Todo el mundo es totalmente sincero y las consecuencias de eso son normales. No pasa nada por decir a un gordo que está gordo o a un pobre que es pobre porque no supo tomar las riendas de su vida. Bien, ahora aplica eso a todo. En un mundo sin mentiras, la ficción no existe. Eso incluye desde las películas cuyos guiones escribe Mark hasta la publicidad. Si una cosa es demasiado dulce, la gente simplemente lo dice. Las relaciones de pareja tienen el mismo amor pero un nivel de sinceridad que sería insoportable. Ni siquiera existen las mentiras piadosas. No hay piedad.

Evidentemente, la historia de la película es muy graciosa desde el instante en el que te das cuenta de que la gente confiesa cosas inconfesables sin ningún pudor. El caso es que todo se empieza a liar cuando Mark dice su primera mentira cuando, una vez despedido de su trabajo, necesita dinero para pagar el alquiler y miente diciendo que tiene más en su cuenta bancaria de lo que realmente tiene. Como el concepto de mentir no existe, en el banco piensan que el problema es informático. Eso es toda una hazaña que solo Mark puede comprender. De hecho, ante la falta de palabras para describir la mentira, lo mejor que se le ocurre para contárselo a sus amigos es decir «digo cosas que no son». Es muy gracioso porque nadie cuestiona sus engaños, simplemente aceptan que dice la verdad.

El caso es que a base de decir mentiras sin consecuencias consigue solucionar sus problemas financieros e intenta conseguir el amor de Anna McDoogels, y ahí es donde empieza el coñazo de la película. Un mundo sin mentiras es tremendamente divertido, sin embargo el hecho de que Mark juegue en otra liga distinta a la de Anna, y que sea gordito y con la nariz chata ya no es tan divertido. Entretiene porque el concepto de que solo Mark es capaz de decir algo que no es, es muy bueno, pero la verdad es que la película pierde frescura.

The Invention of Lying es una película divertida y original y la verdad es que no me extraña nada que sea de Ricky Gervais, un tipo capaz de hacer unos guiones tremendamente divertidos y una cantidad de chistes muy buenos. Una película totalmente recomendable aunque sea solamente por el concepto de un mundo de sinceridad absoluta. Y tu ¿Que harías si fueras la única persona que pudiera mentir?

google_wave-featured

Google Wave explicado con Pulp Fiction

¿Quieres saber como funciona el maldito Google Wave? Pues con este vídeo, la verdad es que les quedan pocas cosas por mostrar, basicamente todo lo que sale es lo que ahora mismo puedes hacer con Google Wave, pero es que además lo muestran con una de las grandes conversaciones del cine:

Pocas son las escenas de cine que tan solo apoyándose en diálogos son tan buenas, yo creo que me cagué encima cuando escuché eso de Y tu sabrás que mi nombre es Yahvé…, dios! que grande es Tarantino!

malditos-bastardos-poster

Malditos Bastardos, Tarantino cuenta la guerra a su manera.

La semana pasada, aprovechando el día del espectador, fuimos a ver la ultima obra maestra de Quentin Tarantino, su visión de la segunda guerra mundial. Queda claro que es SU visión. Nada de chorradas para quedar bien, nada de morderse la lengua. Es Tarantino y si ya nos convenció con una peli de una hora y media donde todo gira al rededor de un maletín, otra donde un puñado de gangsters narran sus líos,  la novia vengativa y el conductor loco que tiene algo contra las mujeres, pues ahora con Malditos Bastardos, nos vuelve a convencer contándonos lo que le venga en gana, esta vez sobre la Segunda Guerra Mundial.

malditos-bastardos-poster

Antes de entrar al cine a ver Malditos Bastardos tienes que responder una pregunta obligada: ¿Sabes quien es Quentin Tarantino? Si la respuesta es afirmativa, tira para dentro por que vas a disfrutar como un enano. Si contestas «Me suena de Kill Bill» puedes pasar según tu riesgo, pero si contestas: «No, ¿Quentin Trapamti’que?» vete a ver «American Pie 35’6: Liaco en la habitación de Stifler» que te lo pasaras mejor. Por suerte, aunque el cine estaba lleno, la gente si que sabía quien era Quentin Tarantino, algunos solo habían visto Kill Bill pero sabían que estaban en un cine, no como otras veces.

Bueno, el caso es que si sabes quien es Quentin Tarantino, sabrás que el tío ha visto mas cine que el que tu, y toda la gente que hay en el cine verá en su vida juntos. ¿Que significa eso? Que cada plano no está tomado al azar, que cada palabra se mide con pelos y señales, y que si algo te parece que no debería estar ahí, o que hubiera sido mejor de otra manera, no es que te lo parezca, es que seguramente estés equivocado. Él lo ha querido así. No ha sido un error.

malditos_bastardos_1

Dicho lo cual, Malditos Bastardos cuenta la historia de la segunda guerra mundial de principio a Fin. Desde que Hitler empieza a invadir Polonia y Francia, hasta que cae el Tercer Reich. La historia se divide en cinco actos, dos para cada vertiente, y un ultimo en el que todo se junta.

La primera vertiente cuenta las andanzas de Shosanna Dreyfus (Melanie Laurent) una joven judía a la que los nazis dejaron huérfana a metrallazo limpio. Durante la película se ve involucrada en una relación que no desea con Frederick Zoller (Daniel Bruhl) un joven que ha sido tomado por los nazis como héroe de la nación, cosa que no le termina de gustar. Con película sobre sus hazañas incluida. Esta relación lleva a Shosanna a reencontrarse con viejos conocidos, y a ser anfitriona del mismísimo Führer en un cine de su propiedad.

malditos_bastardos_3

Por otra parte, y poniendo nombre a la película, está el coro formado por los Malditos Bastardos, con Aldo Raine (Brad Pitt) haciendo de coronel sureño cazador de nazis, y entre otros Eli Roth como El Oso Judío, temido asesino de nazis por toda Alemania, o BJ Novak (genial guionista y actor que encarna a «el becario» en la serie The Office), entre otros.  Ellos son un batallón de nueve hombres encargados de sembrar el pánico entre las filas nazis. Y lo siembran a base de bien. Partiendo cráneos con bates, emboscadas, ametrallamientos sin compasión, y tan solo dejando vivos de vez en cuando a algún soldado raso para que corra la voz y aumente su leyenda, eso si, nadie queda vivo sin quedar convenientemente marcado. Para poder reconocerlo cuando la guerra termine.

Como nexo de unión de ambas vertientes de la peli, tenemos a dos personajes uno es Bridget von Hammersmark (Diane Kruger) una actriz nazi, amante del ministro de Propaganda) que en realidad es Agente Doble, y que ayuda a los Bastardos en su tarea de acabar con la guerra por la vía rapida.

Malditos_bastardos_2

El otro nexo lo encarna Christoph Waltz, Hans Landa personaje al que personalmente incluso le daría el peso del protagonismo absoluto del Film. Encarna a un avispado nazi que durante la contienda pasa desde simple supervisor/buscador de Judíos (y con esta información podréis saber por que Shosanna Dreyfus lo conoce) y que con el avance de la historia llega a ser Supervisor de Seguridad y detective del gobierno, incluido Hitler (y con esto sabremos por que conoce también a Aldo Raine). Hans Landa es un tipo listo, tan listo que sabe perfectamente donde estar, que decir y en que idioma decirlo. Nunca se equivoca y a pesar de ser un nazi, es factible que se gane la simpatía del espectador. El actor y el guion consiguen que a Hans se le tenga tanta simpatía como animadversión.

Por lo demás, una historia que encaja muy bien, unos diálogos muy tarantinianos, en los que pedir una copa de Whisky puede necesitar de diez minutos de metraje sin mayores pretensiones que beber whisky. Algunas veces el espectador pierde un poco el control de la película, pero rápidamente Tarantino consigue que esa perdida del hilo no necesite explicación. Simplemente el guion está concebido para que las cosas que no importan, no importen. Es por eso que a pesar de que los Malditos Bastardos son nueve, nunca se sabe a ciencia cierta cuantos quedan vivos, no es necesario saberlo, en realidad. Como siempre, escenas completas podrian haberse suprimido o incluso acortado de 15 minutos a menos de dos, como la que ocurre en la taberna, pero sin embargo, al final la pelicula es muy redonda.

Los datos que el espectador necesita saber son remarcados, los planos muy conseguidos, la iluminación e imagen perfectas y la ambientación inmejorable. Si hay alguien que sabe fijarse en los detalles, ese es Quentin Tarantino. Pero recuerda ¿Sabes quien es Quentin Tarantino? Si no respondes a esa pregunta, ves a ver otra peli. En serio.

district-9-cartel

District 9, esta si que me la creo.

Hasta hoy, el cine de acción basado en alienigenas tenía dos puntos de partida o bien los aliens venían a exterminar la raza humana, que ya es mala gana, venir hasta aquí solo por eso, o en segunda opción, venían a salvarnos de nuestra propia autodestrucción. O eran Independence Day o era Ultimatum a la Tierra, solo E.T. supo salirse de ese cliché, y era una cría que se había perdido… Total, que llega Neill Blomkamp da un puñetazo sobre la mesa, y planta District 9. Una peli que realmente intenta mostrar como se harían las cosas.

district-9-cartel

En los siguientes párrafos, pongo en situación al espectador, no hay ningún espoiler que te chafe la película, pero si le tienes mucha ilusión a la película, igual es mejor que no lo leas.

Todo empieza cuando una nave espacial aparece sobre Johanesburgo, en Sudafrica. Algo que ya de por sí dice mucho, por que normalmente aparece sobre Nueva York, o similares. Una nave espacial que se queda inmóvil durante meses, ni se mueve, ni aparenta tener nada dentro. Tras largas deliberaciones, se decide entrar.

Una vez dentro, se encuentran a un montón de aliens desnutridos o directamente muertos. Al parecer, ni siquiera tienen lideres ni nada que hacer. La nave, simplemente se ha averiado o quedado sin combustible. Y claro, no venían ni a matar ni a salvar, solamente estaban de paso. Como cuando se te pincha una rueda, pues paras hasta que lo arreglas.

district-9-nave

El caso es que visto que no son una amenaza, los humanos decidimos ayudarlos. Y la forma mas fácil que se les ocurre a la coalición-empresa creada para ello, la MNU, (una especie de ONU pero que también fabrica armas, dato importante) es marginarlos a todos en un enorme gueto alienigena, el Distrito 9. Igual que el apartheid sufrido en Sudafrica, o lo mismo que los judíos en la Alemania nazi. Todos en una ciudad de chabolas, con muros en sus cuatro costados.

Evidentemente, esto no es una forma de tratar a una especie relativamente similar, ya que ningún alien presenta una sabiduría sorprendente, son mas bien trabajadores. Y claro, todos en un gueto pues aquello con el paso del tiempo, se transforma en un sálvese quien pueda. Se crea una economía submergida, mafias nigerianas se las apañan para mandar y la policía solo entra allí cuando es estrictamente necesario. La acción empieza unos 20 años después de haber creado el gueto, cuando se pretende una reubicacion masiva.

Fin de lo que te puede chafar la película :D

Mas o menos ese es el punto de partida de todo. Y a pesar de que la película es muy buena, se dejan muchas cosas por contar, y claramente, habrá una secuela y si quisieran, una precuela.

district-9-alien

Me ha gustado especialmente, que se muestra a los aliens como a una especie similar a nosotros, ni especialmente agresiva, ni completamente pasivos. Simplemente se dedican a sobrevivir. Evidentemente, los aliens que aparezcan en la realidad, cuando tengan que aparecer, no tienen por que ser hostiles o benevolentes, simplemente, puede que sean como nosotros, pero de otro planeta.

La película es muy recomendable y entretenida, además, se presenta como un documental, con actores hablando a la cámara de echos pasados, testimonios, para de repente estar metidos en la acción y volver al documental. Con unas imágenes muy bien pensadas y unos efectos especiales que para nada sobran, están muy bien implementados y no toman el protagonismo de la película. Todos los aliens son renderizados por ordenador, pero llega un momento en el que eso no es importante. Lo importante es la historia que se cuenta.

Ya hacia tiempo que no estaba contento con pagar los 6€ que vale ir al cine, pero District 9 los ha valido.

liveinjoburg-featured

Live in Joburg, el corto que se transformo en District 9

Estas semanas se esta hablando mucho de Disctrict 9, la película de Neill Blomkamp sobre los alienigenas ambientada en Johanesburgo de la cual no voy a contar nada mas, por que la vi el sábado y quiero reseñarla en otro post. Pero me ha parecido buena idea separar este corto, que fue rodado hace unos años por el propio director con la misma temática y que básicamente sentó las bases de District 9. El corto se llama Live in Joburg, y viene a ser como una explicación rápida de la situación de District 9.

La película es una pasada y por lo que tengo entendido, gracias a este corto Peter Jackson se intereso por el director y consiguió dinero para hacer District 9.