HowTo: Cortarse el Pelo uno mismo

En esta época de crisis, toca ahorrar. Y como ayer tenía ganas de hacer un poco el tonto, y en mi casa eso es tomado como algo importante, decidí cortarme el pelo. Así que voy a relatar los pasos necesarios para cortarse el pelo.

Primero, aseguraros de conseguir que alguien limpie el desaguisado de pelos que vais a dejar en el baño. Yo intenté que todo terminara dentro de la pila, pero fue imposible. Intentad conseguir que alguien os ayude a limpiar. Yo no pensé en esto y ahora me arrepiento,…Segundo, conseguid un kit de tijeras para cortar el pelo. Unas buenas tijeras de peluquero pueden costar hasta 20€, unas normales sobre 10, pero las del asiatico de la esquina, que vienen con peine y valen 1’50€ son igualmente válidas. Bien, una vez tengáis convencido a quien os tenga que ayudar, y vuestros artilugios estén preparados, estáis preparados para lavar/mojar toda vuestra cabellera.

pelo-mojado

Una vez lo tengais todo bien mojado, algo que debereis hacer dos o tres veces durante todo el proceso, ya que el tema se va secando, debereis empezar a cortar. ¿Como? Con las tijeras! ¿Por donde? Por toda la cabeza! ¿Como de largo? Pues ni mucho ni poco!

cortar

Primero por delante, encima y los lados, que son las zonas que veis perfectamente. Acordaos de haceros el pelo como os gusta para aseguraros de que va quedando como queréis. Luego, por atacad a la parte trasera.

cortar-detras

Por detrás tenéis que tener cuidado y tomaros en serio lo de «ni largo ni corto» porque ahí si que no se puede hacer nada. Cualquier trasquilón será motivo de burla infinita, que no aviso, por parte de vuestros compañeros.

Pero, por supuesto, lo más importante de cortarse el pelo uno mismo no es el hecho de poder cortaroslo como querais, ni airearos la cabeza en un momento en el baño de casa. Lo más importante es que podeis estar haciendo el tonto tooooodo el rato!

tonterias

Moderno quesecreeguapo vs Alfalfa de Little Rascals/Una Pandilla de Pillos

Y al final, un estupendo corte de pelo muy estilizado, moderno que junto con el impecable afeitado hacen de mi todo un figurin. Ahora sólo falta arreglar todo lo que me queda de frente para abajo. Pero eso en futuros HowTo’s.

resultado

La única contraindicación que tiene esta guía es que ahora tendréis que huir de vuestro peluquero habitual durante un tiempo para que no os pregunte dónde os habéis cortado el pelo, cuando lo veáis, corred! todos sabemos lo que ocurre cuando enfadas a un peluquero, así que cuidado.

Vídeo de la 2ª Guerra de Almohadas de Valencia

Si hace poco contaba lo divertida que fue la 2ª Guerra de Almohadas de Valencia (o PillowFight), hoy posteo el vídeo para dar envidia al que se los que se la perdieron y animar a que vengan a las próximas flashmobs!

Se puede ver cómo lo pasamos y que cuando me lo propongo, corro como un galgo silbato en boca :D Y si quereis venir a las próximas flashmobs sólo tenéis que estar atentos a Smartmob en las redes sociales :P

Gracias, amable teleoperador de Vodafone

Este blog es, además de mi lugar casi diario de entretenerme, un sitio dónde plasmo casi todo lo que me ocurre en mi día a día. Y como me considero una persona bastante justa, creo que es bueno reconocer tanto las cosas bien echas como las mal echas, sobre todo cuando las mal echas predominan. Esto viene al caso de mi último episodio/encontronazo con Vodafone. Una empresa con la que llevo más de 4 años de contrato y a la que no le han faltado intentonas para merecerse que me largara. Algunas han llegado a este blog: Vodafone y su DictaSMS, su timo con la «Vitamina 60×1 a Todos» o su intento de engañarme allá por el 2008, otras simplemente han sido una anécdota. Digamos que ya los conozco pero nunca dejarán de sorprenderme. El último encontronazo es el que voy a contar hoy.

Vodafone

Resulta que hace mas o menos un mes cambié mi Nokia N73 por una estupenda Blackberry Pearl 8130 (el modelo con Wifi), estaba muy contento con ella y tal. Total, que aunque llego viernes, no empecé a trastear con ella hasta el domingo. Y después de actualizarle el firmware y investigar un poco cómo va todo, me decido a llamar a Vodafone para informarme e investigar cómo esta el patio en el tema de la conexión de datos. Ya que una Blackberry es un smartphone que sin conexión de datos no sirve prácticamente para nada. Al llamar, me contesto una chica. Al principio fue amable, luego me dí cuenta de que o estaba sola en el lugar dónde trabajaba, o estaba en su casa. Porque la tía en vez de atenderme en el tono formal que se presupone en estas cosas, se dedicada a contarme chistes, a releerse en voz baja las promociones, condiciones y advertencias, y segundos después explicarmelas con las mismas palabras pero en voz alta. Incluso llegó a hacer un par de chistes sobre la redacción de los textos en plan «me hace gracias que digan le regalamos el primer mes» cuando lo que quieren decir es «le vamos a pegar una estacada importante al segundo«. Si, típicos chistes de colegas bebiendo cervezas, pero en una conversación cliente-proveedor.

El caso es que yo le indiqué claramente que quería activar la tarifa plana de datos que me interesaba para mi Blackberry. Y ella me confirmó que ya estaba todo correcto.

Pasados cinco días, me llega el mensaje de que había llegado a mi tope de consumo mensual (tengo activado que se me corte la línea a los 40€). Automáticamente me doy cuenta: La choni de la teleoperadora algo lió, porque no había llamado ni 10 minutos, pero la Blackberry se conectaba a Internet como 10 veces cada 10 segundos. Así que me la había liado la muy…

Hasta aquí mi cabreo con Vodafone.

bb-pearl

(más…)

Tres años en Twitter como @carballo

Más de 11.300 twitts, cientos de replys, algunos RT menos y mensajes directos para parar un carro, el 30 de Marzo cumplí 3 años en Twitter como @carballo. En Twitter tengo una muy buena comunidad de amigos a los que veo al menos una vez al mes en las Twittché, además de haber conocido a gente a la que realmente considero amigos. Por supuesto, mis amigos «de siempre» también han llegado a Twitter, aunque esto de ser el informático del grupo ha hecho que ellos aún no hayan cumplido un año y posiblemente no lleguen a 100 twitts. Twitter es para mi una potente herramienta de comunicación, consiguiendo casi desbancar al teléfono (tiempo al tiempo) y de la que estoy pendiente prácticamente a todas horas. Ya sea con Echofon en mi Mac, Seesmic en el PC o con UberTwitter en la BlackBerry. Evidentemente, no estoy siempre atento, pero sé que en cualquier momento Twitter está a sólo dos clics de distancia. Por eso me alegra tanto celebrar tres años en Twitter!

twitter-carballo

En tres años he visto varios rediseños de la página principal, he visto aparecer los trend topics y los #hashtags o cómo los RT se hacían tan populares que Twitter los ha terminado implementando, empecé a utilizarlo en inglés para luego ver como algunos se ganaban su estrellita de traductor portándolo al castellano y dejándose el ¿Qué pasa? que antes nos preguntaba Twitter sin el acento en el «Qué», de hecho, he visto como Twitter preguntaba ¿Qué estas haciendo? en vez de ¿Qué pasa?, incluso creo recordar un ¿Qué está pasando? intermedio. Pequeños cambios y muchos posts desde que en 2006 empezó a andar esta herramienta que ha conseguido con algo tan simple como mensajes cruzados de 140 caracteres entre seguidores y seguidos, followers y followings lo que muchos analistas y empresas quisieron haber previsto.

He visto pasar a gente que se ha ido (@karliky, esto va por ti) y he visto llegar a gente a regañadientes porque consideraba que Twitter era una basura sólo porque @edans publicaba posts sobre él en su blog. He visto como miles de empresas intentan hacerlo bien en Twitter, otras que directamente lo hacen como el culo y cómo el Spam ha sido mantenido mas o menos a raya cuando parecía que se iba a comer este estupendo canal de comunicación.

En definitiva, Twitter es una herramienta que se hace mayor, y yo ya llevo tres años en ella. He visto muchas cosas en Twitter, y las que me quedan por ver!

Para que os hagáis una idea, hasta mi conejo enano, el @srbola ha llegado a Twitter :P

Por cierto, si tenéis curiosidad por saber cuando empezasteis en Twitter, podéis visitar esta web.

Mi primera cámara digital, Kodak CX6330, se jubila

Aunque hace años que no la utilizo, hasta hace bien poco la he considerado mi primera y única cámara digital. Una Kodak EasyShare CX6330 que ha sufrido lo que no está escrito. Desde fiestas interminables hasta caídas, casi robos, e incluso olvidos importantes. Pero aquí sigue, con una vida que contar y pilas que devorar.

IMG_0106

Como siempre me ocurre, yo pedí una cámara digital allá por el 2003 y claro, en aquellos momentos las cámaras digitales no servían para nada. No eran el futuro, y por el mismo precio una cámara con carrete ofrecía mucha mejor calidad. Como me pasa siempre, lo que a mi me costó tener en las navidades del 2003, lo tuvieron todos los demás primos fácilmente en las del 2004, confirmando que soy un adelantado a mi tiempo ya que con el iPod me pasó lo mismo.

IMG_0102

El caso es que yo quería una cámara digital, pequeña, compacta, con al menos 3 Megapixeles (por aquél entonces las de 1’3 eran las habituales) y zoom óptico, no digital. Lo de batería o pilas me daba igual (lo que demostró como un error). Y obtuve la Kodak CX6330. Con ella no saqué buenas fotos, no soy fotógrafo y la calidad del gadget tampoco da para mucho, pero sí que conseguí tener en mi ordenador, al instante, cada recuerdo de los últimos tiempos.

La empecé a jubilar cuando mi móvil llegó a 2Mpx. Hace seguramente cuatro o cinco años, cada vez cogía menos la cámara. ¿Para que? Con sólo 1Mpx más, resulta que tengo que llevar un aparto más y 14 pilas. El móvil consiguió ir apartando a la cámara hasta que ya directamente ni me acordaba de ella.

IMG_0100

Uno de los principales problemas de este bicho fueron las pilas. Durante mis noches de fiesta, cuando el flash necesitaba destellar a máxima potencia, me fijé en que con menos de 20 fotos ya había agotado dos pilas AA. Lo cual era un verdadero coñazo porque si quería pasar la noche haciendo fotos y llenando su tarjeta SD de 128MB más los 16Mb internos necesitaba llevar un bolsillo lleno de pilas (y otro lleno de pilas usadas, claro. Las pilas no se tiran a la basura!). Total, que al final viendo que el móvil la igualaba en calidad y tenía menos problemas, la dejé olvidada.

El diseño de la cámara era prácticamente el de una normal de carrete pero llevado a lo digital. Incluso tenía el visor para ponértela delante de los morros cuando querías sacar la foto, tenía 3’1Mpx, un zoom de 3x, un objetivo 37-111mm y una pantalla de 1’7pulgadas, su sensibilidad ISO era de 100 o 200, y podía grabar vídeo. En realidad, para su época era una cámara bastante completa si tenemos en cuenta que en aquellos años aún había fabricantes presentando cámaras de carrete enfocadas al usuario y al profesional.

IMG_0103

Yo estaba bien contento con mi cámara, y la encontré hace poco. Sigue sacando el mismo grano y la misma calidad casidemovil que antes, lo cual confirma mis sospechas de que no mejora con el tiempo, pero sigue consumiendo pilas a 20 fotos por pareja.

Es mi primera cámara y con este post siempre la recordaré :D