VideoComo se hizo Gangnam Style


(más…)

Gangnam Button

Todos sabemos que esto tenía que pasar, todos sabíamos que alguien lo tenía que hacer así que me compinché con Sergio @Soukron y lo hicimos nosotros: Gangnam Button. La página que incluye casi exclusivamente un botón para que hagas sonar Gangnam Style de PSY en cualquier momento y en cualquier lugar, además de cinco estupendos botones con los loops y las expresiones «meme» de la famosa canción.

Por supuesto, todos estáis invitados a disfrutar del Gangnam Button para hacer vuestros propios mixes de Gangnam Style pulsando el botón. Estamos moviendola por Twitter con el hastag #GangnamPush ¿te animas a participar?

Haz tus propios remixes: Gangnam Button

Por cierto, si alguien se anima a darle un poco de CSS o a ayudarnos a mejorarla, no os cortéis!

Gangnam Style

Llevo unos días contrariado. Más o menos los mismos desde que vi a PSY y su vídeo Gangnam Style. PSY es el nombre de guerra del rapero Park Jae-Sang, un surcoreano que lo está petando en Internet con el vídeo (no sabría si etiquetar como K-Pop) que podéis ver a continuación: Gangnam Style. En el momento de escribir este post el contador de reproducciones de YouTube está en más de 124 millones. Si, es el vídeo de moda y eso me tiene muy contrariado.

Tal y como he hecho con centenares de vídeos de asiáticos bizarros, me pasé todo el primer visionado de este vídeo partiéndome de risa. Gangnam Style es la risa. El tipo haciendo como que cabalga un caballo y todo un tropel de poses, sitios y actitudes bizarras terminan por, simplemente, hacer risa. Pero hay un problema: Se ha hecho famoso en medio mundo y eso solo puede significar una cosa. Cuando alguien se hace famoso es cuestión de tiempo que llegue a España y por muy ridículo que sea vamos a ver a miles de chonis en cualquier pub o discoteca bailandolo, vamos a ver a todas las pijas quieroynopuedo bailarlo como si fuera lo más y en breve Carlos Jean hará un remix. Y YO ME PIENSO REÍR. Ya lo hice con el «Ay si eu te pego» y lo pienso hacer ahora.

Diría que es la hostia, porque me parto de risa cada vez que lo escucho, pero sé que en algun momento dentro de unos meses volveré a encontrar este post y estaré hasta las pelotas del Gangnam Style igual que estoy de Pitbull y el raggaeton. Así que mientras las chonis y las pijas no me amarguen la fiesta, voy a quedarme con las centenares de parodias que ya corren por la red:

Vídeos de Gangnam Style

Gandalf Style

Minecraf Gangnam Style

Gundam Style (hay una versión mucho mejor aquí)

Como siempre ocurre en estos casos, el propio PSY ha dejado bien claro que su estilo es el humor, pero miles de chonis, pijas y locutores de radio no quieren ni oír hablar de eso y vamos a tener Gangnam Style hasta en la sopa. Sus declaraciones textuales fueron: «Mi objetivo en este video musical era que estuviera fuera de moda hasta el final. Y lo logré «.

Imágenes de Gangnam Style

Yo no suelo escuchar k-pop, pero cuando lo escucho,…

 

Fail Compilation Agosto 2012

¿Como iba a faltar a la cita de las FAIL compilations? Se nota que el buen tiempo ha llegado porque ya aparecen un montón de vídeos de gente dándose leches disfrutando del verano (o quedándose sin lo que queda de él, realmente). Como siempre, TwisterNederlandTNL no falla y nos trae una FAIL Compilation de Agosto de 2012 larga y bastante buena.

Ya espero son ansia la recopilación de FAILs de Septiembre porque normalmente hacia finales del verano es cuando más vídeos de este tipo aparecen por la red. ¡Stay tuned!

Impresoras 3D caseras

¿Quieres una impresora 3D casera? Yo sí. Si tuviera una impresora 3D casera me pasaría el día imprimiendo disfraces, complementos y mil cachivaches para trollear (imaginad presentar el prototipo del iPhone 6 o un iSwatch). Por lo que he visto, estas impresoras ahora mismo suelen estar en laboratorios y departamentos enfocados a crear prototipos rápidos. Sin embargo hay empresas que se han aventurado a lanzar impresoras 3D caseras como la Thing-o-matic o la Replicator, ambas de Makerbot, Sumpod, SeeMeCNC, RepRapPro, Fablicator de KL Services group Inc o la Ultimaker, entre otras. Sus precios varían entre los 300 y los 3000€, lo cual realmente no es un rango demasiado descabellado, aunque hasta los 1200€ de la Thing-o-Matic la verdad es que no he visto ninguna que no pareciera un proyecto de final de carrera puesto a la venta.

Con estas impresoras en 3D a mi se me ocurren mil cosas para trollear e incluso para gastar un montón de pasta de moldear con la única intención de hacer un video chorra bien guapo, pero quien las tiene las utiliza para cosas más interesantes, hay un grupo de Flickr de cosas hechas con Thing-o-matik y Replicator muy chulo: Makerbot Flickr.

Una de las cosas que más despertaban mi curiosidad al empezar a leer sobre estos temas era el software para imprimir en 3D y parece que ReplicatorG es la respuesta. ReplicatorG es un software opensource para Windows, Mac y Linux que permite gestionar impresoras en 3D compatibles utilizando los estándares GCode y STL. La verdad es que después de estar navegando por su web no parece un software demasiado fácil de utilizar y configurar. Al menos el formato STL es un formato de archivo CAD, lo cual añade una enorme barrera a usuarios caseros: tienen que saber utilizar software CAD.

Aún así, la verdad es que saber sacarle partido a este tipo de cachivaches debe estar muy bien y con un poco de ingenio e ingeniería se pueden conseguir cosas muy interesantes como un reloj binario estilo Minecraft, o cosas como estas:

Avión teledirigido

Probando un bate impreso en 3D

Aunque este no parece una impresora 3D casera, pero bueno.

En definitiva, que tener una impresora 3D en casa puede estar muy bien pero hay que controlar de demasiados temas (solo configurar ReplicatorG ya me parece una locura) por lo que a día de hoy queda prácticamente descartado. Quien sabe, tal vez en 10 o 15 años tener una impresora de 3D en casa es algo habitual y las empresas de gestión de derechos de autor empiezan a marearnos con que no podemos descargarnos cualquier figura en 3D porque ellos tienen los derechos y esas cosas…