Snæfellsnes Trolls

Viajar a Islandia: La península de Snæfellsnes

La península de Snæfellsnes o Snaefellsnes, fue uno de los días más entretenidos de nuestra estancia en Islandia por varias razones. Tuvimos la suerte de terminar nuestra vuelta a la isla antes de lo esperado y aunque no teníamos idea de pasar por esta península, pudimos aprovechar todo un día para visitarla. La península de Snæfellsnes es conocida como la pequeña Islandia dentro de Islandia ya que tiene representadas en menos de 80km casi todas las cosas que se pueden visitar a lo largo del país: volcanes, glaciares, playas, acantilados, pequeños pueblos, algunas sorpresas, grandes llanuras, trolls,…

Adentrarse en la península necesita unas 2h partiendo desde Reikjavic, nosotros las hicimos del tirón y luego fuimos parando por los lugares que nos apetecía. Además, recogimos a unos turistas autoestopistas suizos (algo muy habitual en Islandia) y nos lo pasamos genial los cuatro.

Playas de Snæfellsnes

Una de las primeras cosas que vimos en la península de Snæfellsnes fue la Playa de Dritvik cuya historia dice que antaño era una zona en la que muchos barcos pesqueros amarraban o faenaban. Al parecer allí mismo se elegían los marineros de los barcos según su fuerza para levantar una piedra y ponerla encima de otra. A la entrada de esta playa de piedras hay varios pedruscos y según el que cada aspirante podía mover se le asignaba un rango. Nosotros creo que no llegamos al rango de polizón.

Estuvimos en varias playas de Snæfellsnes, todas ellas eran de piedras lo cual contrasta bastante con las playas que acostumbramos a tener en España. Sin embargo, Snæfellsnes es la única zona de Islandia que tiene arena blanca (o de color claro) ya que al ser Islandia un país volcánico toda la arena, el polvo y las piedras son oscuras. En Snæfellsnes hay algunas playas de color claro debido a la arena que trae la corriente atlántica y las conchas de los crustáceos (al menos eso intuimos tras ver los granos de cerca).

Por supuesto, las playas tenían los acantilados típicos de Islandia, también trolls, zonas de cría de aves, playas rocosas, grandes llanuras donde se adivinan ríos de lava,… Viajar por Islandia es una experiencia para los sentidos realmente impresionante.

Aquí me podéis ver haciendo mis habituales tonterías al borde de un acantilado

Ballena muerta de Snæfellsnes/Beruvik

En nuestro viaje a Islandia preferímos no hacer el tour para ver ballenas porque además de tener un coste cercano a los 50€, no te aseguraban nada. Podías volver viendo una aleta de refilón, una ballena o nada y, desde luego, ni se planteaban afirmarte que a veces las ballenas saltaban como hemos visto mil veces en televisión. De hecho, ni siquiera en los folletos promocionales hay fotos demasiado espectaculares de ballenas. Sin embargo, en Snæfellsnes hay una ballena muerta desde principios de 2012. Normalmente las autoridades retiran este tipo de cosas pero al haber embarrancado (embarrancó ya muerta) muy lejos de cualquier población prefirieron dejarla ahí como comida para animales y aves ya que Snæfellsnes tiene una gran fauna y todo un parque nacional. He visto varias fotos por Internet de la ballena y parece que se descompone muy poco a poco por lo que es probable que se pueda ver durante bastante tiempo.

No es demasiado difícil de encontrar porque en la única carretera de la península de Snæfellsnes alguién ha puesto una indicación y llegas con el coche a sólo unos metros de ella (aunque hay que pasar un montículo). Al principio parece una enorme roca pero el tamaño y el olor la delatan. Cuando llegamos estaba bastante descompuesta, por supuesto, yo no me aguanté a tocarla con un palo y luego con la mano (si, da mucho respeto y/o asco). Tenía partes bastante descompuestas por lo que no estuvimos allí demasiado rato. Hay vídeos en YouTube de la ballena.

Fuente de Olkelda

Quizás una de las decepciones más importantes que nos llevamos, aunque nos la tomamos con humor, fue al encontrar la fuente de agua de Olkelda. Según nos contaron, en Islandia se dice que es la mejor agua del mundo y así te la venden los islandeses cuando les preguntas por la zona. Precisamente por ser “la mejor agua del mundo” esperábamos algo más de lo que al final fue puesto que nos quedamos viendo el cartel con la composición del agua y su historia mirando alrededor desconcertados. Graciosamente, el cartel tapaba la fuente.

Aquí podéis ver un análisis del agua, una comparativa con las cantidades habituales del agua y la historia, si tenéis una botella de agua cerca podéis compararla con la que tomáis habitualmente y ver que es extremadamente rica en bicarbonato, calcio, magnesio… Vamos, un agua con muchos minerales. Y justo detrás, a unos cinco o seis metros, estaba la fuente.

No sé si será la mejor agua del mundo pero desde luego la más rara que yo he visto sí porque brota directamente carbonatada. Es agua natural con gas. Por supuesto, y aunque no me gusta el agua con gas, la probé. Su sabor es bastante fuerte, además sabe a hierro y, evidentemente, tiene gas.

Volcán Snæfellsjökull y su glaciar

El volcán Snæfellsjökull alcanza los 1440 metros, da nombre al Snæfellsjökull National Park y si hay visibilidad se puede ver desde Reikjavic, la verdad es que es imponente y entre sus curiosidades está que es el volcán por el que Julio Verne inició el Viaje al Centro de la Tierra. Snæfellsjökull tiene también un glaciar y por la zona hay bastantes sitios que ofrecen hacer visitas, las cuales seguramente sean impresionantes. La verdad es que viéndolo desde lejos desde las decenas de sitios de recreo que hay junto a la carretera, Snæfellsjökull es exactamente el prototipo de volcán que todos esperamos: una montaña puntiaguda nevada en la cima.

La última vez que se cree que entró en erupción fue en el 200 d.C. y tristemente en Agosto de 2012 fue la primera vez en la que se tiene constancia de que la cima del volcán se quedó sin hielo (que no el glaciar). En esta foto se puede ver gran parte de su glaciar:

Antena de Hellissandur

Una de las tantas curiosidades de Snæfellsnes la encontramos en su parte más occidental donde se alza hasta el cielo la antena de Hellissandur con sus increíbles 440 metros. Para que os hagáis una idea, la Torre Eiffel tiene 80 metros menos y casi dobla al edificio más alto de España. Es conocida como la antena más alta de la Europa occidental, sólo superada por . Esta antena de onda larga comunica Islandia con América y fue construida en 1963. Como curiosidad, nos contaron que nadie quería subir a ella para pintarla, incluso llamaron a obreros de rascacielos que se negaron y al final la pintó una chica islandesa para sorpresa de todos. Esto forma parte de la cultura popular islandesa (que tiene una gran valoración de su propia nación y de sus mujeres) ya que desde nuestro punto de vista, habría sido más inteligente pintarla antes de montarla ¿no creéis?

La antena ofrece una sensación algo extraña ya que es casi invisible hasta que no estás realmente cerca debido a que está formada una estructura metálica sujeta por cables.

Para volver a Reikjavic, en vez de dar la vuelta completa a la península nos adentramos por la carretera 54 interior, después de pasar por la ciudad (es un decir) de Rif, esta carretera cruza toda la cordillera central de la península (coronada por el Snæfellsjökull) y os aseguro que es la carretera más loca por la que he conducido en mi vida. Había unos desniveles que ya quisieran para si muchas montañas rusas. Tiene unos 5Km de grava por lo que hay que ir con bastante cuidado pero ahorras bastante tiempo al volver y la carretera no deja de ser flipante.

Y hasta aquí un (no tan) pequeño resumen de península de Snæfellsnes, una zona que vimos en un día y de la cual quedamos realmente encantados. Muy recomendable si vas a viajar a Islandia.

Todos los posts sobre el viaje a Islandia aquí: Viaje a Islandia

Las fotos son de Natalia y mías excepto la de la antena que está sacada de Flickr.

VN:F [1.9.22_1171]
Valora este post!
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

Viajar a Islandia: La península de Snæfellsnes, 5.0 out of 5 based on 1 rating





Etiquetas:   

Categorías: Viajes

Algunos llegaron aquí buscando:

Posts Relacionados

Svínafellsjökull-em1

Viajar a Islandia: Glaciares de Skaftafell y Svínafellsjökull

museo falo reikiavic 2

Viajar a Islandia: Museo del pene de Reikiavic

iceland

Leyenda: Un viaje a través de Islandia

iceland

Viajar a Islandia: Preparativos

Deja un comentario