Ata una camara a un banco, y vuelve mas tarde.

Eso es lo que se le ocurrió al blogger de The Plug, algo tan realmente simple, como atar una cámara de fotos a un banco, y dejar una nota indicando claramente cual es la finalidad del experimento. Y luego, evidentemente, publicar el resultado en internet.

No se exactamente en que país lo hizo, pero estoy seguro de que dejarla atada y sin vigilancia en cualquier ciudad española, significaría automáticamente, quedarse sin cámara… En cambio, allí hubo gente que la utilizó para hacer fotos mas o menos artísticas:

Y otra gente, utilizaba su oportunidad para hacer fotos divertidas y sobretodo, participar en la idea:

Me ha gustado mucho la idea, tal vez la lleve a la practica en Valencia, cuando tenga una tarde para perder, aunque si lo hago por aquí, intentare estar vigilando la cámara para que nadie se la lleve.

Si queréis ver el resto de fotos: The Plug: Stranger Photos