Gracias, amable teleoperador de Vodafone

Este blog es, además de mi lugar casi diario de entretenerme, un sitio dónde plasmo casi todo lo que me ocurre en mi día a día. Y como me considero una persona bastante justa, creo que es bueno reconocer tanto las cosas bien echas como las mal echas, sobre todo cuando las mal echas predominan. Esto viene al caso de mi último episodio/encontronazo con Vodafone. Una empresa con la que llevo más de 4 años de contrato y a la que no le han faltado intentonas para merecerse que me largara. Algunas han llegado a este blog: Vodafone y su DictaSMS, su timo con la «Vitamina 60×1 a Todos» o su intento de engañarme allá por el 2008, otras simplemente han sido una anécdota. Digamos que ya los conozco pero nunca dejarán de sorprenderme. El último encontronazo es el que voy a contar hoy.

Vodafone

Resulta que hace mas o menos un mes cambié mi Nokia N73 por una estupenda Blackberry Pearl 8130 (el modelo con Wifi), estaba muy contento con ella y tal. Total, que aunque llego viernes, no empecé a trastear con ella hasta el domingo. Y después de actualizarle el firmware y investigar un poco cómo va todo, me decido a llamar a Vodafone para informarme e investigar cómo esta el patio en el tema de la conexión de datos. Ya que una Blackberry es un smartphone que sin conexión de datos no sirve prácticamente para nada. Al llamar, me contesto una chica. Al principio fue amable, luego me dí cuenta de que o estaba sola en el lugar dónde trabajaba, o estaba en su casa. Porque la tía en vez de atenderme en el tono formal que se presupone en estas cosas, se dedicada a contarme chistes, a releerse en voz baja las promociones, condiciones y advertencias, y segundos después explicarmelas con las mismas palabras pero en voz alta. Incluso llegó a hacer un par de chistes sobre la redacción de los textos en plan «me hace gracias que digan le regalamos el primer mes» cuando lo que quieren decir es «le vamos a pegar una estacada importante al segundo«. Si, típicos chistes de colegas bebiendo cervezas, pero en una conversación cliente-proveedor.

El caso es que yo le indiqué claramente que quería activar la tarifa plana de datos que me interesaba para mi Blackberry. Y ella me confirmó que ya estaba todo correcto.

Pasados cinco días, me llega el mensaje de que había llegado a mi tope de consumo mensual (tengo activado que se me corte la línea a los 40€). Automáticamente me doy cuenta: La choni de la teleoperadora algo lió, porque no había llamado ni 10 minutos, pero la Blackberry se conectaba a Internet como 10 veces cada 10 segundos. Así que me la había liado la muy…

Hasta aquí mi cabreo con Vodafone.

bb-pearl

(más…)