La verguenza del Metro de Valencia

Llevo 2 años viviendo en Valencia, y nunca he escondido en este blog, que es una ciudad en la que a poco que se fije uno, se da cuenta de que el ayuntamiento parece vivir en otra galaxia. Mas que preocuparse por los ciudadanos, es demasiado evidente que se preocupa por los grandes empresarios. ¿Un ejemplo? El Metro.

Los trabajadores del metro, llevan mas de medio año (diría que casi 1 año) haciendo huelgas. Cosa que no ha derivado ni en un acuerdo, ni en una multa a la empresa que gestiona el metro por parte del ayuntamiento. ¿Por que? Pues simple, por que los grandes empresarios van en Mercedes (la directora del metro viaja en coche oficial) y los currelas van en metro.

Pero lo que me resulta triste, es que además de tener menos trenes de lo que seria normal para una ciudad donde viven un millón de habitantes, que encima estos estén mal gestionados:

Si, aunque parezca increíble, este metro, a solo unos días de que empiece la Formula 1, y en la estación de Alameda, que podríamos considerar céntrica, tiene un retraso de 8 minutos! Es mas, el siguiente metro esta a punto de llegar y el anterior aún no ha entrado en la estación. Mas fotos:

Y eso por que no quiero hablar de los horarios, donde a partir de las 22:30 ya es cuestión de suerte que un metro pase por cualquier estación. Los que vivimos en Valencia, sabemos que si salimos a cenar y una copa, volvemos a pie o en Taxi… supongo que a la gente que viva en ciudades de verdad (como Barcelona, por ejemplo) esto le parecerá tercermundista. Pero así es.

Lo dicho, el metro de Valencia, y en general, la gestión administrativa en Valencia, dan pena. Y dan pena sobretodo por que si vives allí, se nota, y mucho, la cantidad de amiguismo que hay en el ambiente.

Metro solitario

Esta mañana me ha ocurrido una cosa que creo que no es muy difícil de repetir pero si que es inquietante cuando te ocurre. Estaba solo en el metro. No es difícil de repetir por que era domingo a una hora indeterminada entre las 6:00am y las 7:00am, venía de fiesta desde ayer por la noche. Ha sido muy inquietante cuando ha llegado el convoy encontrar esto:

Extraño, ¿verdad? Pues a mi lo primero que se me ha ocurrido ha sido empezar a hacer foto :D Y claro, un tío tumbado en el suelo, en un metro vació es muy goloso ;-)

Y luego he echo fotos buscando simetrías y jugando con mis pies (es impresionante el juego fotográfico que pueden dar los pies ¿no creéis?) y la cosa ha continuado así:

De echo, casi me paso de parada por culpa de estar haciendo el bobo con la camarita. Suerte que allí estaban mi compañera de piso y mi novia (que son dos chicas distintas) para hacer el tonto conmigo, y sobretodo, hacerme compañía, que el tren vacío daba mucho yuyu.

Mas fotos en el set de Flickr: Metro Solitario en Valencia