Ready Player One

Aprovechando mi viaje a Islandia y tras ver como algunos amigos ya lo habían terminado y hablaban bastante bien de él en Twitter empecé a leer el libro geek de moda, Ready Player One, en el mismo avión y lo he terminado poco después de volver a casa. En teoría como amante de los videojuegos y como persona que creció viendo la TV en los 90 el libro debería haberme encantado, sin embargo, hay algunas cosas que no me han gustado. El libro es bastante entretenido de leer, además es fácil y rápido ya que no se para demasiado a analizar o describir cosas que al lector no le interesan y va al grano. Traído a España por Ediciones B, su autor es Ernest Cline, un tipo que se aseguró de vender los derechos de la pelicula antes de publicar el libro (mala señal).

El juego cuenta la historia de Wade, en un mundo distopico en el que la gran mayoría de la humanidad se hacina en torno a grandes y contaminadas ciudades con la intención de subsistir o más bien sobrevivir, todo ello mientras paralelamente se conectan a Oasis, un videojuego que ha sobrepasado lo que hoy conocemos como MMORPG para convertirse en la verdadera vida de mucha gente en detrimento a su vida real, en Oasis todos pueden tener alter egos con tecnología, magia, poderes o posesiones. Wade es Parzival en Oasis y aunque en ninguno de los dos es especialmente popular en su realidad, en Oasis al menos puede pasarlo bien. La historia se ubica en el año 2044 y Oasis es el sitio donde se desarrolla en su mayoría.

Todo empieza cuando el creador de Oasis, un tal Halliday, muere dejando toda su fortuna a la persona que consiga completar unas misiones que él mismo, sin que nadie lo supiera, implementó en el juego. Al ser Oasis un sistema tan popular, pero tan tan popular que incluso Internet se consulta desde dentro de Oasis, pues la empresa que lo gestionaba y el propio Halliday eran las más ricas del mundo. Así pues, la guerra está servida. Todo el mundo quiere la fortuna de Halliday e incluso la empresa que se ocupa de que todo en Oasis funcione está buscando las misiones.

Esto lleva a que miles de usuarios de Oasis se dediquen única y exclusivamente a la búsqueda de los huevos, los llaman así porque estas misiones son en realidad Huevos de Pascua en el software de Oasis. Evidentemente, Parzival no sería el protagonista de Ready Player One si no fuera a jugar un papel crucial en esa búsqueda. Una búsqueda que enfrenta a los sixers (trabajadores de la multinacional que gestiona Oasis), los gunters (usuarios que buscan los huevos en solitario) y los clanes (clanes de gunters).

Pues si, Erni Cline tiene un DeLorean.

El libro es entretenido aunque peca de peliculero. Solo hay un par de momentos que pueden llegar a sorprenderte y, por supuesto, la película tiene que ser apta para adolescentes así que nada de sexo, ni violencia demasiado macabra. Historia de amor si, que hay que meter a una Megan Fox cualquiera como sea.

Una de las mejores cosas aunque tal vez mal aprovechada son las referencias a toda la cultura de los 80 y 90 en materia de videojuegos, series, películas y libros. En la búsqueda de los Huevos de Pascua los gunters han analizado la vida de Halliday al dedillo y todos intentan ser expertos en todo lo que le gustaba con la intención de que estas habilidades les ofrezcan ventajas. Hay miles de referencias sobre todo a videojuegos lo cual la verdad es que es una gozada, también a series, películas y libros. El libro está bastante bien documentado, la verdad, aunque quizás esta faceta debería haberse aprovechado más ya que no cuenta mucho más allá de «tal juego fue muy popular en los 80» por lo que no dejan de ser anécdotas para enfocarlo a cierto público (os acordais de lo de hacerlo peliculero). Por otra parte y como siempre, los temas técnicos simplemente te los tienes que creer. Hablan de anonimato total en Oasis, de conexiones remotas irrastreables, hacks desde terminales que dan acceso a todo el sistema… argumentos que cualquiera con un poco de conocimientos técnicos podría desmontar tal y como pasa con el 99% de los libros y películas que incluyen trucos tecnologicos.

Al final las poco más de 500 páginas que tiene el libro se leen en dos tardes y no es una mala historia, tal vez demasiado simple, eso sí. Aunque como película no vaya a estar mal del todo, esperemos que la dirija alguien que realmente disfrute de las distopías y los videojuegos.

El libro digital de próxima generación

Leer un libro es leer un libro. Eso es innegable, por eso siempre he pensado que la industria editorial, aunque correrá la misma suerte que la musical o el cine, su agonía (antes de la reconversión) será bastante más larga. Por muy nativos digitales que nos sintamos, es cierto que la evolución del papel a lo digital no se puede aventurar como rápida y sin complicaciones. Sin embargo, ello no implica que no vaya a ocurrir.

Si bien, el libro basado en texto con miles de páginas seguirá existiendo, creo que cada vez más, los libros serán interactivos. Un libro, aunque cuente una historia deberá tener todo tipo de elementos multimedia ya que, queramos o no, los dispositivos de lectura van a tender a poder hacer mucho más simplemente plasmar texto. Hoy en día los eReaders son poco más que tinta electrónica, pero en el futuro seguro que podrán reproducir vídeo y audio con tecnologías que, a diferencia de los tablets, permitan estar leyendo (y disfrutando) durante horas. Si bien, el ejemplo que voy a poner aquí funciona con un iPad/iPhone, soy partidario de pensar que en un tiempo cualquier libro digital y cualquier gadget de lectura «estándar» incluirá cosas como las que presenta Mike Matas de Push Pop Press.

Personalmente, si ahora estamos en la generación 0.5 de la digitalización de la industria editorial, creo que el concepto presentado por Mike Matas en esa charla TED es la generación 1.0, sin embargo, la verdadera revolución, y el aprovechamiento de la tecnología por parte de la industria editorial aún está por venir.

Hace poco J.K.Rowling desveló Pottermore, lo que parece ser que será un universo online de contenidos sobre Harry Potter. Creo que en breve cualquier gran lanzamiento editorial necesitará este tipo de proyectos de la misma forma que hoy en día cualquier película con presupuesto viene acompañada de un videojuego. Un libro con un presupuesto elevado, incluirá animaciones en vez de ilustraciones, incluirá una mínima interacción con el usuario más allá de pasar página y, sobretodo, entretendrá a los usuarios en todos sus sentidos, no solo en la mente. Pensemos, simplemente, en que cada página tenga una banda sonora. ¿No sería un libro mucho más immersivo así?

Creo que los que muchos de los que viviremos este cambio lo vamos a rechazar «por defecto», pero personalmente, no creo que mis hijos, mis nietos o incluso cualquier niño que ahora tenga 2 o 3 años, no vea con buenos ojos un libro con más interacción, un libro nativo digital donde la historia escrita sea igual de importante que la inmersión conseguida mediante todos los demás elementos.

¿Que opináis vosotros sobre el futuro de los libros en la era digital?

Charles Bukowski. Relatos punzantes y citas para la eternidad.

“(…)
No soy Shakespeare

pero puede ser que algún día ya no escriba más,
abstractos o de los otros.
Siempre habrá dinero y putas y borrachos
hasta que caiga la última bomba,
pero como dijo Dios,
cruzándose de piernas:
veo que he creado muchos poetas pero no mucha poesía. «

(Del poema “A la puta que se llevó mis poemas”)

El día 16 de agosto de 1920 la especie humana se tiró un pedo en la cara de Dios en forma de Heinrich Karl Bukowski, un pequeño bebé que crecería y se convertiría en una bestezuela de la literatura del siglo XXI. Los padres de Bukowski emigraron a los Estados Unidos, por lo que empezaron a llamar, Charles o Henry a su pequeño hijo. Henry Chinasky era uno de los numeroso pseudónimos que uso a lo largo de su carrera.

“El hombre es la víctima de un medio que se niega a comprender su alma.»

El poeta incorrecto, loco, incoherente,  alcohólico, el último escritor maldito, el peor ejemplo para los niños, el modelo de personaje hundido a pesar de todo murió el 1994 a la edad de 73 años…

«Sí, lo soy. Un cobarde es un hombre capaz de prever el futuro. Un valiente es casi siempre un hombre sin imaginación»

La obra de Bukowski es una especie de autobiografía fantástica, sobre la dureza y el cinismo, sobre el hambre y la dignidad, una crítica despiadada y sulfúrica sobre la sociedad Americana. Es por eso que su escritura va tan inevitablemente ligada a los hechos que marcaron su vida.

“Juegos de niños. Eso es todo lo que hace la gente, juegos de niños. Van del coño a la tumba sin que les roce siquiera el horror de la vida.»

Empezó a escribir bien joven pero tras un par de decepciones en el mundo editorial se dedico a malvivir como podía de trabajo en trabajo, siendo despedido muy frecuentemente. Esto se puede apreciar en la película Factótum de Bent Hamer (2005). Inspirada en varios de sus libros (no solo en el que se llama igual que la película)

«Es increíble lo que un hombre tiene que llegar a hacer sólo para poder comer, dormir y vestirse.»

Decir Bukowski es decir cerveza, es decir literatura con vino barato, palabras marcadas a whisky, decir Bukowski es decir alcohol, resaca, malestar y atracción por la locura, son todas esas cosas que forjan su óptica del mundo y le hacen vomitar bilis y libros.

«Ese es el problema con la bebida, pensé, mientras me servía un trago. Si ocurre algo malo, bebes para olvidarlo; si ocurre algo bueno, bebes para celebrarlo; y si no pasa nada, bebes para que pase algo.

La obra de este autor es muy variada, poemas, relatos, novela… También es muy célebre por sus citas.

«Un intelectual es el que dice una cosa simple de un modo complicado; Un artista es el que dice una cosa complicada de un modo simple.»

La mayor parte de sus libro editados en español son las novelas y las recopilaciones de relatos: Cartero, Pulp, Música de cañerías, La máquina de follar, Erecciones, eyaculaciones, exhibiciones, Hijo de Satanás, Escritos de un viejo indecente… La verdad es que más de una vez he pasado un poco de vergüenza en el tren o en el metro por el titulo de algún libro….

«El individuo bien equilibrado está loco.»

Su escritura, llena de metáforas y de cínico humor negro, es una autentica sinfonía contra el sistema, su prosa surrealista y musicalizada como entrecortado jazz. Lanzando puñetazos continuamente…

«Hicimos una parada para comprar licor, hielo y cigarrillos, luego regresamos al apartamento. Su única copa había puesto a Cecilia soltando risas y hablando sin parar. Ahora estaba explicándonos que los animales también tenían alma. Nadie se lo discutió. Era posible, lo sabíamos. De lo que no estábamos tan seguros era de si la teníamos nosotros.»

En fin, recomiendo a todo el mundo la lectura de este autor por su percepción crítica y nihilista del la especie humana que por desgracia muchas veces compartiremos, La pequeña gran locura de nuestros días.

A pesar de toda su negatividad…hay algo ahí, en el fondo de ese señor tan feo que dice: Vamos, sigue luchando…
Sigue peleando.

El perdedor

y el siguiente recuerdo es que estoy sobre una mesa,
todos se han marchado: el más valiente
bajo los focos, amenazante, tumbándome a golpes….
y después un tipo asqueroso de pie, fumado un puro:

<< Chico, tu no sabes pelear>> me dijo.
y yo me levanté y le lancé de un golpe por encima
de una silla.

fue como una escena de película y
allí quedó sobre su enorme trasero diciendo
sin cesar << Dios mío, Dios mío, pero ¿qué es lo que
te ocurre?>> y yo me levanté y me vestí,
las manos aún vendadas, y al llegar a casa
me arranqué las vendas de las manos y
escribí mi primer poema,
y no he dejado de pelear
desde entonces.

Soy Leyenda, el libro.

Ya vi en su momento la adaptación al cine de Soy Leyenda, y comenté mis impresiones sobre ella en el post Cine: Soy Leyenda. Básicamente me pareció que la película se dividía en dos partes: la primera en la que se mostraba Nueva York habitada por sólo un hombre, y la segunda en la que se convertía en 28 semanas después. La primera parte me gustó, y la segunda me aburrió. El caso es que en ese mismo post en los comentarios y la recomendación de un compañero de trabajo me convencieron de que el libro valía la pena. Así que lo compré.

soy-leyenda-1

No soy mucho de leer libros, la verdad, así que las menos de 200 páginas de la novela no me echaron para atrás y aunque no tiene dibujos, la he ido leyendo en mis ratos muertos en el interminable tren de ida/vuelta a mi pueblo. Como en la película, Robert Neville parece ser el único superviviente de una especie de plaga que ha arrasado a los humanos. Los vampiros ahora dominan el mundo (en la peli son cosas parecidas a zombies aunque sin demasiado raciocinio). Vampiros puros y duros, con ganas de juerga y de sangre. Nada de las ñoñerias que ahora hacen gritar a las adolescentes.

Rudos, alcoholicos, sedientos, sin miedo a matar y con ganas de joder a Neville. Todas las noches hay lío frente de la casa de Robert Neville, que todas las noches se duerme borracho de wisky. La casa está bien protegida, aunque más que con armaduras, con ajos, espejos y similares. Así los vampiros se quedan a las puertas, y las vampiras, con sus jugosos cuerpos, también.

A pesar de que la película cuenta como Robert Neville busca ayuda y la curación de la raza humana, en el libro es un hombre que simplemente ha aceptado su destino, que se dedica a poco más que sobrevivir y que ya ha perdido todas las aspiraciones de una vida digna. No se preocupa por su aspecto, algo que ya es muy diferente a la película. Además, el tormento que le supone haber visto morir (y haber rematado) a su mujer e hija no lo abandona nunca. Su vida se basa en poco más que cazar vampiros de dia y soportarlos de noche. Aunque intenta comprender el alcance del virus, la verdad es que en ningún momento parece que vaya a tener la oportunidad de curarlo.

vampiros-libro-peli

Busca las 10 diferencias entre el libro y la película

Durante toda la novela hay momentos en los que parece que Robert intenta cambiar su vida, pero nada más allá de un par de páginas. Al final, siempre vuelve al alcohol, la lástima de si mismo y muchas veces, la furia. Aunque no por ello el libro se vuelve monótono, de hecho, cada nuevo arrebato de locura hace enganchar aún más al lector.

Una parte importante de la película se basa en la relación de Robert con su perra. En el libro la perra tiene el protagonismo justo para avanzar medio capitulo. No voy a contar que pasa, pero ya os digo que la relación protagonista-perro en el libro ha sido portada a la película con la misma fidelidad que el hecho de que en el libro sean vampiros y en la peli hombres-zombie-raros.

richard-matheson

Este es Richard Matheson, el autor del libro.

En su día a día, Robert piensa miles de cosas y tiene miles de planes y vive algún que otro episodio interesante en relación con los vampiros que cada noche arman lío a las puertas de su casa y con otros que deambulan por el mundo lo cual hacen que el libro sea realmente entretenido de principio a fin. Además, no es nunca monotono y aunque no tiene dibujos ;) es rápido y fácil de leer.

En definitiva, Soy Leyenda (I am Legend) es un libro muy recomendable, mucho más que la película que a buen seguro que te hace disfrutar de una historia interesante y, porque no, original. Además, si al final no te gusta, sólo habrás perdido un par de tardes de tu vida gracias a Richard Matheson.

2600 lecturas al mes

Para que luego digan que los jóvenes de hoy no leemos. Vale, si me preguntan cuantos libros he leído durante el 2008, seguramente conteste menos de 10 si contamos los que he empezado, incluso puede que menos de 5 si contamos los que he terminado,… pero es que para mí, ponerme a leer un libro es mucho mas complicado que ponerme a leer un feed, y en los últimos 30 días he leído 2600 posts solo en Google Reader. Así que, podría considerar que leo bastante ¿no?

Me gustaría tener mas tiempo para bloguear, por que aunque me paso toda la tarde frente al PC, me da la sensacion de que hago poco y creo que tendré que empezar a optimizar mi tiempo :D Por cierto, si quieres saber estas estadísticas, las tienes en Estadisticas de tu Google Reader. La verdad es que viendo las 425 lecturas diarias de Rufo, aún me queda bastante por recorrer, por que yo tengo unas 87, imagino que él tendrá mas tiempo que yo :D

Y tu, lees mucho?