El libro digital de próxima generación

Leer un libro es leer un libro. Eso es innegable, por eso siempre he pensado que la industria editorial, aunque correrá la misma suerte que la musical o el cine, su agonía (antes de la reconversión) será bastante más larga. Por muy nativos digitales que nos sintamos, es cierto que la evolución del papel a lo digital no se puede aventurar como rápida y sin complicaciones. Sin embargo, ello no implica que no vaya a ocurrir.

Si bien, el libro basado en texto con miles de páginas seguirá existiendo, creo que cada vez más, los libros serán interactivos. Un libro, aunque cuente una historia deberá tener todo tipo de elementos multimedia ya que, queramos o no, los dispositivos de lectura van a tender a poder hacer mucho más simplemente plasmar texto. Hoy en día los eReaders son poco más que tinta electrónica, pero en el futuro seguro que podrán reproducir vídeo y audio con tecnologías que, a diferencia de los tablets, permitan estar leyendo (y disfrutando) durante horas. Si bien, el ejemplo que voy a poner aquí funciona con un iPad/iPhone, soy partidario de pensar que en un tiempo cualquier libro digital y cualquier gadget de lectura «estándar» incluirá cosas como las que presenta Mike Matas de Push Pop Press.

Personalmente, si ahora estamos en la generación 0.5 de la digitalización de la industria editorial, creo que el concepto presentado por Mike Matas en esa charla TED es la generación 1.0, sin embargo, la verdadera revolución, y el aprovechamiento de la tecnología por parte de la industria editorial aún está por venir.

Hace poco J.K.Rowling desveló Pottermore, lo que parece ser que será un universo online de contenidos sobre Harry Potter. Creo que en breve cualquier gran lanzamiento editorial necesitará este tipo de proyectos de la misma forma que hoy en día cualquier película con presupuesto viene acompañada de un videojuego. Un libro con un presupuesto elevado, incluirá animaciones en vez de ilustraciones, incluirá una mínima interacción con el usuario más allá de pasar página y, sobretodo, entretendrá a los usuarios en todos sus sentidos, no solo en la mente. Pensemos, simplemente, en que cada página tenga una banda sonora. ¿No sería un libro mucho más immersivo así?

Creo que los que muchos de los que viviremos este cambio lo vamos a rechazar «por defecto», pero personalmente, no creo que mis hijos, mis nietos o incluso cualquier niño que ahora tenga 2 o 3 años, no vea con buenos ojos un libro con más interacción, un libro nativo digital donde la historia escrita sea igual de importante que la inmersión conseguida mediante todos los demás elementos.

¿Que opináis vosotros sobre el futuro de los libros en la era digital?

Jugando con mi cara y una camara.

Como se puede ver en la cabecera del blog, he puesto una foto mía desenfocada. Es extraño verla por que en lo que debería ser la boca, pasa algo ¿te habías dado cuenta? Eso es por que para hacer la cabecera estuve jugando con mi compañero de piso a hacerme fotos a la cara, y se nos ocurrió utilizar varias cámaras, tanto de fotos como de vídeo. El echo de utilizar esas cámaras nos dio mucho juego, sobretodo por poder utilizar las pantallas:

camara1

El efecto está bastante bien, y me gusta como han quedado muchas fotos, pero también me gusta como quedan desenfocadas :-) así que en la cabecera la he puesto desenfocada. Sacamos bastantes fotos que se pueden ver en el set de mi Flickr: Cara+Camara=Juego

Las primeras fotografias de la historia

Esta es la primera fotografía de la historia, tomada por Joseph Nicéphore Niépce quien inventó la fotografía y colaboró junto a Louis Daguerre en la mejora de las técnicas fotográficas. Esta imagen se tomó en 1826 y se conserva en la Universidad de Texas. Se titula Punto de vista desde la ventana de Gras:

primerafotografia.png

Y siendo esta la primera imagen captada por algo que no sea un pincel o el ojo y la propia memoria ¿Cual será la primera fotografía digital de la historia? Pues esta:

primerafotografiadigital.png

Una foto bastante repipi, todo hay que decirlo. El niño rubio con su perrito, tomada en 1975 con una cámara del tamaño de una tostadora y con 0.01 MegaPixeles de resolución, y que se tardaba 23 segundos en guardar en una cinta magnética. Impresionante ¿no? Habiendo hoy en dia cámaras que caben en el bolsillo del pantalón, con 10 o 12 Megapixeles y en los que el tiempo de guardado ni siquiera es un valor a tener en cuenta.

Como habréis observado, estas son fotos en blanco y negro, ya que la fotografía en color es exactamente 3 veces mas complicada. Por tener 3 colores primarios. La primera fotografía en color fue esta, y se tomó en 1861 por James Clerk Maxwell:

primerafotografiacolor.jpg

Es interesante ver este simple lazo de tela en color y luego compararlo en términos de calidad con los gigas y gigas de fotos que hay en nuestros discos duros. O en las cuentas de Flickr.