Los ciudadanos hemos pagado sus caprichos, ahora venimos a cobrar.

Ya hace mucho tiempo que el malestar es generalizado. No sé si en el resto de España se lleva tanto tiempo con una indignación superior a la media, pero al menos en Valencia llevamos un tiempo con un gran enfado latente y una vergüenza importante al ver que el presidente de nuestra comunidad torea día sí día también con presunciones de corrupción. Pero es que con temas como la Ley Sinde, los recortes en materia de ciencia o el clima político en el que es más importante dejar mal al contrario que generar un verdadero avance del estado del bienestar, esto se veía venir.

Foto de la #AcampadaValencia (18/05/2011). Robada vilmente a Natalia.

El 2011 se recordará como el año en el que el norte de África montó en cólera y los ciudadanos que vivimos (en el norte de África, si) nos hemos rebelado frente a lo que nos han contado que es una democracia, y que en realidad es una sociedad alejada de ello. La ciudadanía se ha cansado. Tal vez no se han cansado los suficientes (en número), ni los necesarios (en influencia) pero lo que está claro es que para una sociedad tan pasota como sabemos que es la española, el hecho de que se haya formado la #AcampadaSol y que con ella como colofon hayan empezado movimientos y protestas similares en Valencia, Barcelona, Sevilla,… y cada capital de provincia es una muestra de descontento, si cabe, mucho mayor.

Personalmente este movimiento, y salvando las diferencias, me recuerda al ocurrido en Francia hace unos años en los que centenares de jóvenes inmigrantes simplemente vandalizaron. No tenían un manifiesto, ni una ideología, tampoco un líder ni unas demandas. Justo lo que ocurre ahora. Estamos viviendo una explosión, una vía de escape que tenía que ocurrir. Porque no se puede crispar, apretar tuercas y poner sogas en cuellos sin esperar que algún día los «favores» se devuelvan.

Foto de la #AcampadaSol (18/05/2011). Paul Hanna – Reuters.

Me hace especial gracia que los políticos están intentando cargar los muertos al enemigo y hacer suyas las demandas que les interesan. Los PSOE dicen que esto es una panda de antisistemas, los del PP dicen que son gente del PSOE,… No quieren darse cuenta de que las acampadas, las manifestaciones y la petición de una Democracia Real va simple y llanamente, contra la clase política. Esa clase que ha demostrado no vivir para su país ni para sus ciudadanos. Los ciudadanos hemos pagado todos sus caprichos, y ahora hemos decidido venir a cobrar.

Empresas vs Paises ¿Quien mueve mas dinero?

Navegando, he ido a parar a esta interesante web con un completo ensayo sobre el fin de la democracia. Tal y como se plantea, todo acabará siendo similar a la película 1984, y eso que esta pagina, data de 1999, cuando el canon y los juicios por links absurdos ni siquiera se veían venir. El ensayo es muy completo, y me han llamado poderosamente la atención estos datos en los que se comparan las capacidades económicas de algunos países con algunas multinacionales

General Motors

178,2

Singapur

96,3

Dinamarca

161,1

Toyota

95,2

Tailandia

157,3

Israel

92

Ford

153,5

General Electric

90,8

Noruega

153,4

Filipinas

83,1

Mitsui & Co

142,8

IBM

78,5

Polonia

135,7

NTT

77

Africa del Sud

129,1

Axa – UAP

76,9

Mitsubishi

129

Egipto

75,2

Royal Dutch Shell

128,1

Chile

74,3

Itoshu

126,7

Irlanda

72

Arabia Saoudita

125,3

Daimler-Benz

71,5

Exxon (Esso)

122,4

British Petroleum

71,2

Wall Mart

119,3

Venezuela

67,3

Ford

100,1

Groupe Volkswagen

65,3

Grecia

119,1

Nueva Zelandia

65

Finlandia

116,2

Unilever

43,7

Marubeni

11,2

Pakistan

41,9

Sumimoto

109,3

Nestle

38,4

Malaisia

97,5

Sony

34,4

Portugal

97,4

Nigeria

29,6

Las 5 firmas más grandes

526,1

Medio Oriente y África del norte

454,5

Asia del Sur

297,4

Africa Sub-Saharan

269,9

La verdad, me parece increible el poder que estan tomando algunas empresas, y mas, sabiendo que estos datos son de 1999! Y viendo que conforme pasa el tiempo, mas razón tiene y mas se cumplen estas profecías. Imaginaos como será todo a partir de ahora.