Campus Party Valencia 2010

Estoy sentado en la última fila (o la primera, según lo miremos) de la Campus Party 2010 de Valencia. Disfrutando de una conexión de 8’5Gb/s, mi MacBook está con el disco duro a punto de reventar y las enormes chorradas que se les ocurren a los 3500 participantes de esta edición sólo hacen que me parta de risa una vez tras otra. Son las 6 de la mañana mientras escribo esto y según me han contado, es ahora cuándo esto está más animado. Hoy es el último día y a su vez, el único al que yo he venido, así que tampoco puedo opinar demasiado.

Me ha gustado mucho de la Campus Party 2010 el compañerismo que hay entre los participantes. Todo son bromas, chistes, ganas de ayudar y, sobre todo, de pasarlo bien. No sé si sonrien por la calle, pero desde luego aquí hay mucho cachondeo :D Cada cinco minutos se monta el lío padre de gritos, alguien enciende una bocina, hay guerra de vuvuzelas o el tío de la trompeta arranca un Paquito el chocolatero o Quinto Levanta. Por supuesto, risas, aplausos y más risas no faltan en cada episodio. Joder, es la leche!

De las conferencias poco puedo contar, quería haber asistido a más pero aquí hay tantas cosas que llaman la atención que me ha resultado imposible no perder la noción del tiempo. Así que he ido a la de Hacking Ético de Videojuegos, impartida por un amigo mío (podéis revisarla en Nogg Aholic, el blog de su grupo de hacking) y poco más. Lo que sí que me supo muy mal fue no poder venir a la inauguración con Steve Wozniak, y más después de ver como los chicos del Grupo de Usuarios de Mac estuvieron hablando con él (confirmando que es un tipo de PM) y hasta le regalaron una camiseta de Fanboy que se puso al instante.

Zona dónde estamos todos con los PCs

Por supuesto, no me he perdido la Twittché especial que montamos en la Campus Party, algo que organizamos casi espontáneamente y que cada vez reúne a más y más amigos. Esta vez, al ser la Campus Party incluso se nos patrocinó la bebida (no alcohólica, cabrones!) por parte de Movistar. Todo un detalle. Como ocurre siempre, lo que se anuncia como una quedada de amigos terminó en cena y mojitos. Incluso por los twitts que he leído, hubo karaoke… La verdad es que las Twittchés se están convirtiendo en todo un lujo para desvirtualizar a gente, no faltaron Rafa Osuna, ChicaGeek, Yoriento, Alibaimor,… los habituales y otros nuevos que se estrenaron.

La Campus Party de Valencia tiene varias áreas y mis ojos se abren como platos cada vez que paso por la de modding. Yo, que de joven intenté ser modder, casi lloro al ver cajas verdaderamente increíbles. Cajas con forma de árbol, de personaje de Warhammer 40k, de metacrilato, montadas en una TV de los años 70,… un placer para mis ojos y un suplicio para mi melancolía.

Si, eso es la torre del ordenador…

En resumen, creo que al año que viene intentaré venir más días. Esta vez sólo he podido aprovechar el sábado, pero veo que el ambiente es muy bueno, así que volveré con más discos duros, red bull y con idénticas ganas de conocer y desvirtualizar a cuanta gente aparezca por aquí. Espero no haber venido a la última vistos los recortes que se están haciendo en cuanto a participantes, patrocinios y al rumor que corre de que se la quieren llevar a Madrid…

Oh! Los primeros rayos de sol. Voy a descargar mis últimos gigas y a echar las últimas partidas!

La Campus Party se lleva mi ancho de banda!

Todos los años, a principios de Agosto llega la Campus Party de Valencia. Un sitio en el que fanáticos de los ordenadores, juegos en red, y posibles infractores de la Ley de Propiedad Intelectual y por tanto delincuentes (SGAE dixit) se reúnen en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

Como no, los medios nacionales y los dirigentes valencianos, se vanaglorian de la cantidad de gente (que en otras noticias tacharían de amargados mata-familias-con-katana) que se acerca a disfrutar del juego en red, o de la exagerada velocidad de conexión. Por que un dato que nunca falla, es el récord de ancho de banda anual. El año pasado había 5Gbps para los 5000 asistentes, cifra que evidentemente y estando en Valencia, había que superar este año como fuera. Así que 7’5Gbps y 8000 asistentes para la CP2008. ¿Alguien apuesta que el año que viene habrá 10Gbps y 10.000 asistentes? Y es que aquí en Valencia ya se encargan los que mandan de hacer las cosas bien grandes, da igual que sean buenas, lo importante es que sean grandes. Pan y circo para el pueblo.

Que conste, que yo no tengo absolutamente nada en contra de estas concentraciones, de echo, me gusta que mi afición llegue a salir en los medios y se considere como lo que es, un hobbie con sus fans.

Lo que de verdad me molesta, es que para vanagloriarse de sus 7’5Gbps, Telefónica se encarga solo de desviar el ancho de banda hacia la Campus Party. Por que a decir verdad, desde un par de días antes de la Campus, hasta un par de días después, internet va lento. No estoy muy puesto en los direccionamientos a esa escala, pero supongo que para Telefónica será tan simple como reservar 7’5Gbps para la Campus, del total que tendrán instalado para la Comunidad Valenciana. Evidentemente, si para toda Valencia tenemos que Telefónica calcula que con 20Gbps cubre toda la demanda, pues esa semana, son solo 12’5Gbps… interesante ¿no? Realmente no se si funcionara así, pero lo parece.

Pues a mi me molesta. Y no es que me moleste por que Internet esta semana sea innavegable (eso pasaba con los 56Kb hace años) lo que me molesta es la poca consideración que se tiene. Para que los medios y los campuseros puedan disfrutar y no se quejen, los demás (los que nos quejamos por teléfonos 902) nos tenemos que aguantar.

Pues me molesta, y mucho. Pero como casi siempre en Valencia, da completamente igual. Pan y circo para el pueblo.