Los niños, siguen siendo niños

No hace mucho, hablé de lo mayores que son los niños de hoy en día, que van siempre con sus centenares de gadgets y sus ropas caras. Concluí que era cosa de los padres, que en vez de enfrentarse a los niños y hacerles ver sus necesidades reales, simplemente proporcionaban todo lo que el niño pidiera si estaba dentro de la posibilidades (que casi siempre lo estaba). Vamos, que los niños de hoy, a los 12 años ya se consideran adolescentes, y a los 16 adultos. Yo tengo 21 años y aún me siento bastante niño, pero veo por la calle, que esto no es lo habitual.

Sin embargo, ayer estaba en un centro comercial, y me tengo que tragar mis palabras. O al menos la mayoría de mis conclusiones. Por que en el centro comercial había, como en muchos otros, un mago amenizando la tarde a los niños (entendamos niños, como menores de 12 años, claro) pero, cual fue mi sorpresa? Esta:

Un montón de adultos de 12 años en el segundo piso viendo los trucos del mago! Evidentemente, no iban a estar mezclados con los niños y padres que hay frente al mago. Pero es que un mago tira mucho :D Una foto mas ampliada de la zona:

Lo dicho, los niños, aunque quieran ser mayores, siguen siendo niños.