Embutidos Viajeros: Berlín

Ya publiqué que estuve en Berlín unos días en casa de unos amigos disfrutando de la increíblemente underground capital de Europa, una ciudad que me encantó en todos sus aspectos (menudos parques!) y en la que no me importaría pasar una larga temporada. Este no es el post de «Turismo en Berlín» porque ese ya lo hice, este es el post de Embutidos Viajeros: Berlin, siguiendo con la serie iniciada en Embutidos Viajeros: Nueva York y Embutidos Viajeros: Londres. Por cierto, una serie que también ha pasado por Barcelona, París, Madrid,… a ver si voy recopilando las fotos y haciendo los posts.

La puerta de Brandenburgo fuetizada. Esta es una de las principales atracciones turísticas de Berlín. Una enorme puerta que hacía más grande, si cabe, la entrada al imperio alemán.

La torre de Televisión, también conocida como Fernsehturm y que está justo al lado de Alexanderplatz fue una de las construcciones que más me impresionó. Tiene 368 metros de altura (30 más que la Torre Eiffel), se puede ver desde cualquier punto de la ciudad y a pesar de haber sido construída alrededor de 1960 aún es el cuarto edificio más alto de Europa.

Por supuesto, el Reichstag no podía quedarse sin fuetizar. Aquí veis el imponente fuet en primer plano frente al edificio desde el que se dirige europa Alemania. Sede y sitio de reunión del parlamento. Un edificio que tal vez muchos conocerán porque gracias a una trama que terminó con el Reichstag incendiado, los nazis ganaron muchísimo apoyo social.

Justo en el centro del Tiegarten se alza esta Columna de la Victoria conmemorando la victoria de Prusia y el Imperio austríaco contra Dinamarca en la Guerra de los Ducados. Con 69 metros de altura la verdad es que destaca mucho en medio del pulmón verde que es el Tiegarten.

Por supuesto, un Embutidos Viajeros: Berlín no podía acabar sin el Muro de Berlín fuetizado. Un muro de hormigón que dividió la ciudad entre 1961 y 1989 y que dividía casi a la par el mundo. Comunistas a un lado, capitalistas al otro. Una de las grandes vergüenzas de la historia que no parece que haya servido para aprender nada. Quedan pocas partes del muro en pie, algunas se utilizan como reclamo turístico, otras con simples trozos que han quedado aislados, lo impresionante es que todo Berlín está recorrido por una línea exactamente  por donde pasaba el muro.

 

Viaje a Berlin

Una de las mejores cosas de tener amigos que se van a vivir a otros países es que puedes ir a visitarlos. Esta vez he visitado a unos amigos que llevan unos meses en Berlin y aprovechando que me ahorraba el tema del alojamiento, compré los billetes con antelación y muchas ganas. Berlin es la capital de Alemania, una ciudad duramente castigada por ambas guerras mundiales y que ahora mismo disfruta de un ambiente punk-artístico muy agradable.

La casa ocupa Tacheles

Lo primero que llama la atención al llegar a Berlin es que es una ciudad sucia. No sucia porque sus habitantes sean unos guarros (no vi nada de basura por las calles) sino porque es una ciudad muy desgastada. Fabricas abandonadas (entramos a un par a hacer fotos) y edificios casi derruidos son habituales y normales y, de hecho, muy interesantes. Como estuve allí una semana pude disfrutar de sus atractivos turísticos y de su parte punk-artística en la que los grafitis, plantillas y esculturas son mucho más que lo habitual en cualquier pared.

Uno de los cientos de monumentos a los judíos de Europa asesinados.

Berlin es una ciudad hecha para el arte moderno. El arte basado en que cualquier cosa puede ser fotografiable o que cualquier muro es bueno para hacer un mural, evidentemente, los murales del muro que dividió la ciudad durante buena parte del S.XX tienen un aurea especial, pero la verdad es que no son pocos los que al girar una esquina te dejan boquiabiertos.

La Catedral de Berlin

Por otra parte al ir en verano pude disfrutar de la vida en la calle de los berlineses. Ir a cualquiera de los centenares de parques a tumbarse es una experiencia que personalmente me gustó incluso más que en Central Park de Nueva York. Aquí los parques estaban llenos de gente haciendo cosas: tocando música, pinchando con un PC y unos amplificadores, bailando el hula-hop, jugando con un frisbee, paseando al perro, haciendo una barbacoa (algo totalmente legal y que la gente hace con barbacoas portátiles en medio de grandes zonas de cesped verde)…

Torre de televisión (Fernsehturm) (construida en la parte sovietica y actualmente el cuarto edificio más alto de Europa)

De las zonas más turísticas estuvimos visitando lo que todo el mundo hace (de hecho, lo copiamos de la guía de Tours en Berlin jeje): Puerta de Brandenburgo, Reichstag, la zona donde a 15m de profundidad está el búnker en el que Hitler se suicidó (allí no hay nada, para que no se convierta en un lugar de culto), Alexanderplatz, también los Cuarteles de las SS, el Chekpoint Charlie, Luftwaffe, varios trozos del muro, el aeropuerto abandonado de Tempelhof (que pronto será el parque más grande del mundo), Potsdamer Platz, Tiergarten, el Memorial al Holocausto (o a todos los judios asesinados en Europa)… Durante un par de días nos estuvimos recorriendo la ciudad completamente.

La columna de la victoria (Siegessäule), en el centro de Tiegarten.

En cuanto a curiosidades, además de que el transporte público es una delicia (en frecuencia de paso y en cantidad de opciones con el mismo billete), me gustó que allí la mayoría de bares son bastante punks es decir, con mesas y sillas reutilizadas y cosas así, además, la comida es muy barata y con menos de 4€ puedes comer y beber hasta reventar, todo un lujo, por cierto, el Currywurst es un vicio.

El Chekpoint Charlie. Conocido como el Disneylandia de Berlin porque era un paso del muro peor lo que hay ahora ni se le parece, está pensado para turistas.

Por lo demás, la verdad es que Berlin es una ciudad que se nota que aún se está reconstruyendo. A decir verdad, hace solo 25 años que dejó de estar dividida, lo cual es muy poco tiempo como para que todo esté bien asentado, supongo que por eso es una ciudad «sucia» porque primero hay que asegurar lo básico. Y mientras aseguran eso, los artistas callejeros la han tomado, lo cual la convierte en realmente especial. Es una ciudad con mucho carácter y que verdaderamente te hace ver el disfrutar del arte urbano y de la vida de otra manera. Y además, hay miles de bosques y parques por dentro de la ciudad!

Delante del Reichstag, uno de los edificios que mil veces hemos visto en fotos de la 2ª Guerra Mundial.

Todos los goles de España en la Eurocopa

Como de vez en cuando, me gusta acordarme de la hazaña de la selección en la Eurocopa de  Suiza y Austria 2008, hoy en Helektron he visto este vídeo con todos los goles de la selección española en la eurocopa de  Suiza y Austria 2008 y me ha parecido buena idea compartirlo. Al fin y al cabo, pasara mucho tiempo hasta que volvamos a disfrutar de algo como aquello :D

[youtube]DzAFbaJFjvU[/youtube]

La ultima vez, se ganó hace 40 años, así que yo, si las cosas siguen con esa media, lo volveré a ver con 60 años cumplidos.

Cine: La vida de los otros

Esta semana parece que va a ser prolífica en términos cinematográficos. Tengo ganas de cine, y esta película era una de las pendientes. Producción alemana, estrenada en el 2006 y escrita y dirigida por Florian Henckel von Donnersmarck, aunque no basada en echos reales, La vida de los otros.

portada.PNG

La película se ambienta en la República Democrática Alemana o lo que es lo mismo, la Alemania comunista. El protagonista, Gerd Wiesler (interpretado por Ulrich Mühe) es un oficial de la STASI, el servicio de espionaje y vigilancia de la policía alemana, encargado de vigilar a personas que se consideren contrarias o no afines al régimen comunista. Es uno de los mas destacados oficiales, con una enorme proyección en el cuerpo y que además da clases en la academia (clases debidamente manipuladas a favor del comunismo).

lavida2.jpgLa historia se basa en la ultima misión de este oficial, en la que se encarga de vigilar a un escritor, Georg Dreyman (Sebastian Koch) y a su novia, la actriz Christa-Maria Sieland (Martina Gedeck). Durante este espionaje, se da cuenta de que los cimientos del sistema no son tan fuertes como parecen. Ni siquiera él, que en teoría esta metido hasta el fondo, puede ver hasta donde abarcan las garras de los personajes mas influyentes. Sin embargo, en esta misión se da cuenta, y eso le causa una extraña sensación en la que no sabe que es correcto y que no. Quien está con él y que contra él. Y lo mas extraño, quien está con el país y quien esta contra él.

En la película se retrata parte de la sociedad, en la que se pueden ver políticos corruptos, oficiales que solo quieren obtener mayor influencia y gente que lucha contra el régimen. Todos sumidos en un caos en los que nadie sabe quien es espiado y quien es el enemigo.

la-vida2.jpgLa película logra que te metas en la historia, sobretodo en la del propio oficial, que aunque no sale tanto en pantalla como Dreyman, su historia es mucho mas intensa.

Una película muy recomendable y interesante, además, es interesante ver como en Alemania se tratan sin ningún problema temas bastante peliagudos de su historia reciente. Aquí en España, cualquier película similar basada en la dictadura Franquista seguramente seria mucho mas partidista. En cambio allí tan solo cuentan la historia. Cosa que se agradece y entretiene.