fib

FIB 2010 Coitus Interruptus

Ya no creo en el karma. Años y años, repetición tras repetición de Me llamo Earl casi habían conseguido que el karma fuera algo perceptible por mí, pero en el Festival Internacional de Benicassim 2010 he constatado que el karma es una paparucha. Una paparucha enorme.

Este año lo cierto es que el cartél del festival no era como para tirar cohetes: Gorillaz, Kasabian, Ray Davies o Julian Casablancas (cantante de The Strokes), The Prodigy, Vampire Weekend,… todo nombres conocidos pero no suficientes como para ilusionarse, la verdad. El caso es que como he hecho en las últimas cuatro ediciones, fuimos a Benicassim sin entrada y vimos todos los conciertos desde fuera. No creáis que lo vimos mal, porque el Escenario Verde se ve perfectamente (salvando las distancias).

Como siempre, un buen montón de cervezas, sangría, gintonics, red bull y bocadillos de atún para aguantar hasta que el cuerpo pida clemencia. Los conciertos terminan sobre las cuatro, pero siempre hay fiestas post-FIB por los alrededores.

Lo del karma del principio viene al caso por lo que voy a explicar ahora. Recuerdo que yo voy al FIB sin entrada. Paso de dejarme casi 200€ por entrar con ese cartel (la última vez que lo hice fue en 2006 pero con un cartelón de ensueño). Total, que llegamos el jueves por la mañana y cuando ya había empezado el festival, a eso de las 2 de la noche, paseando por las afueras me encontré una entrada. Si, una entrada sin usar, un papel de casi 200€. Junto a ella, un billete de avión, horarios, planos y demás. Convertir la semana del FIB en un calvario para una tal Katherine estaba en mis manos. El caso es que volviendo a dónde estábamos todos los amigos encontré a 3 chicas, una de ellas casi llorando, con la mochila medio desmonatada en medio del camino. Dos de ellas llevaban una carpeta idéntica a la que yo me había encontrado. Efectivamente, Katherine estaba buscando su entrada al FIB, al camping y su billete de vuelta a Inglaterra. Y yo se lo devolví.

Tres móviles, mi cámara de fotos nueva, la GameBoy Micro con el cartucho flash, la cartera con toda la documentación y unos 20€, la cartera de mi hermano, y lo que más me jodió, las llaves del coche. Eso fue todo lo que me robaron el viernes de madrugada. Estábamos en la playa, como todos los FIB’s a los que vamos sin entrada. Y la mochila estaba a escasos 10cm de mi cabeza. Era un riesgo que corríamos y nos salió mal. En realidad, la putada fue encontrarnos sin dinero a 2 días de que terminara el festival y sin las llaves del coche. Por suerte, teníamos más coches y pudimos volver a por las llaves de repuesto del mio. Una mierda vamos. Nos perdimos los conciertos del sábado por esto y el domingo sólo pude ver a Standstill. Por desgracia, no pude disfrutar de la despedida de The Sunday Drivers.

Pero bueno, la realidad es que lo pasamos genial, como siempre, vengo con unos cuantos grupos que en breve van a tener su espacio en mi iPod y disfrutamos como niños. El karma ya no existe para mi, y ahora tendré que volver a conseguir una cámara y una GameBoy Micro, lo demás son todo trámites.

¿Volveré al año que viene? Por supuesto. La duda ofende.

VN:F [1.9.22_1171]
Valora este post!
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)




Etiquetas:    

Categorías: Música Personales

Algunos llegaron aquí buscando:

Posts Relacionados

arenal-sound-engeneral

Arenal Sound 2011: Buen cartel, público mediocre y organización pésima

carballoslollipop

Resumen del 2010 en enGeneral

incendio-ontinyent-1

Incedios de Ontinyent y los gastos forestales

iWeekend Valencia 2010

iWeekend Valencia 2010

2 Comments

  1. The-RockeR

    07.23.2010

    Qué putada nin. Yo por razones como esta he decidido ponerle una clave de desbloqueo a todos mis chismes portátiles, porque como me roben uno se quedan con muchos datos que no me interesa que un ladrón “joputa” tenga.

    Lo que más te joderá será tener que volver a renovar toda la documentación… a mi me jodería en el alma.

  2. Hola Carballo.
    Te cuento. Yo el año pasado no fui al FIB, porque me quedé sin entrada para el sábado.
    Este año, no he ido porque el cartel era bastante penoso.
    Salvo a Kasabian y no mucho más.

    Yo opté por irme al siguiente finde al festival low cost de Benidorm, y de veras, que me salió bien la jugada.
    Por poco más de 25 euritos de entrada, pude disfrutar de mogollón de conciertos, muy muy buenos.
    La mayoría de ellos, grupos españoles que se merecen todos los respetos, y están dejando el pabellón de la música patria, muy alto Arizona Baby, The Right Ons…..

    A los Sunday Drivers, yo si que pude verlos el viernes, un día antes de su despedida oficial en el FIB, en el Festival Rockejat de Torrent.
    Gratis por el morro.
    Pedazo de concierto que dio esta gente…..Una lastima su despedida.

    Y por ultimo….Siento mucho lo de tu robo, y me alegro que fueras tú quien encontrara lo que perdió Katherine.

    Saludets

Deja un comentario